miércoles, 23 de julio de 2014

CUMBRES BORRASCOSAS

de Emily Brontë.


La idea de leer este clásico durante este año partió del blog Hojas de Alisio y la verdad es que no tuve que pensar mucho en si me interesaba o no porque con todo lo famoso que es el libro y sus versiones cinematográficas, nunca me había dado por acercarme a esta historia. Prejuicios estúpidos me habían llevado siempre por otros caminos y la verdad es que, teniendo en cuenta que soy "forofa" de Jane Eyre, otro clásico escrito por la hermana de la autora, debería haberlo leído mucho antes. En esta línea tengo que decir que la novela me ha gustado mucho, no tanto, como Jane Eyre, pero si creo que es un libro que debe ser leído dentro de esas listas de grandes clásicos que a menudo manejamos.





Título: Cumbres borrascosas.
Autora: Emily Brontë.
Editorial: Alianza Editorial, 2006 (1847).
Páginas: 432.

Resumen Oficial.

La poderosa y hosca figura de Heathcliff domina Cumbres Borrascosas, novela apasionada y tempestuosa cuya sensibilidad se adelantó a su tiempo. Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire son el singular escenario donde se desarrolla con fuerza arrebatadora esta historia de venganza y odio, de pasiones desatadas y amores desesperados que van más allá de la muerte y que hacen de ella una de las obras más singulares y atractivas de todos los tiempos.

Impresión personal.

No sabría decir si estamos en esta novela ante una historia de amor llevada al extremo o de desamor, de un desamor que lleva a la destrucción de sus protagonistas y de sus herederos. Casi diría que lo más sorprendente de esta dramática historia es precisamente esa parte tan pérfida de la historia de amor que, por dependiente, genera a su alrededor tal suerte de tragedia que impregna a todo lo que anda cerca.

La historia comienza años después de los acontecimientos que se cuentan. Lockwood arrienda La Granja de los Tordos al dueño de Cumbres Borrascosas, Heathcliff, ambas fincas ubicadas en los páramos más oscuros y sombríos de  Yorkshire. Es a través de este personaje y de su ama de llaves, Nelly Dean, antigua criada en Cumbres Borrascosas, como vamos conociendo toda la historia que protagonizan Heathcliff y Catherine Earnshaw. La novela cuenta, por tanto, la historia de dos generaciones de dos familias estrechamente relacionadas por una historia de amor entre Heathcliff y Catherine, una historia tan dramática y trágica, que deviene en odio y venganza, locura y sumisión que acaba en la muerte de algunos de sus protagonistas. Todo un elenco de comportamientos que van desde la inocencia truncada a la maldad planificada a lo largo de una vida.

A pesar de leer mucha novela negra con escenas más que duras en muchas ocasiones, alguna que otra vez durante la lectura de Cumbres Borrascosas me he preguntado cómo alguien puede acumular tanto odio durante tanto tiempo como para que ese mismo odio se convierta en tu propia razón de existir.

Realmente esto es lo que le sucede al protagonista principal, Heathcliff, un pequeño huérfano del que no se sabe su procedencia en ningún momento, que es recogido por el Sr. Earnshaw que se lo lleva a vivir a su casa con su familia (su mujer y sus dos hijos, Catherine y Hindley). La muerte del padre hace que, por un lado, Hindley centre todos sus odios en ese intruso que amenaza su herencia, maltratándolo y ultrajándolo hasta el límite y, por otro, que entre Heathcliff y Catherine surja una gran amistad y solidaridad que se convertirá con los años en un amor irrenunciable que marcará sus vidas y las de los los suyos.

Por otro lado, tenemos a Catherine, una mujer caprichosa hasta el extremo y con un materialismo y unas ansias de subir socialmente, propio de la época, que de alguna manera, desencadena, al abandonar a Heathcliff por Edgar Linton, un vecino acaudalado, el odio y el afán de venganza  del primero, una sed de venganza que ya se había ido forjando hacia Hindley por el trato denigrante que había recibido de éste.

Lo cierto es que resulta difícil empatizar con alguno de los dos protagonistas principales porque los dos amantes, cada uno a su manera, me han parecido dañinos y malvados pero, precisamente, creo que éste es uno de los valores mayores de la novela. Una historia muy bien trazada, un ambiente y unos paisajes donde encaja perfectamente y unos protagonistas muy bien dibujados hasta en sus más mínimos detalles. En algunas escenas parece que puedes dar un margen de esperanza a que alguno de los dos cambie el curso de las cosas porque alguno de los dos cambia en sus comportamientos. Pero ese margen, dura muy poco porque todo forma parte de la propia trama que cada uno arbitra para conseguir sus objetivos, por muy diferentes que sean.

Por otro lado, los personajes secundarios están también genialmente dibujados y acordes todos ellos al papel de víctimas y sufridores que son, cada uno de una manera, todas crueles, de los dos protagonistas principales. Aparecen así personajes como Isabella Linton, hermana de Edgar Linton, que es engañada por Heathcliff y que casada con él, apechuga con la venganza trazada por su marido respecto de su hermano por haberse casado con Catherine. Igual suerte corre su propio hijo y la hija de Catherine, instrumentos de odio y venganza del protagonista; el hijo de Hindley que recibe el mismo trato que recibió él tras la muerte de su padrastro, etc.

Todo ello ambientado en unos paisajes umbríos, fríos y oscuros donde, salvo algunas pinceladas de color primaveral o de blanco invernal, los hechos que acontecen a estas dos familias y dos generaciones encajan a la perfección. En este sentido, he encontrado muchas similitudes con las descripciones del paisaje y de las casas que aparecen en Jane Eyre, sobre todo en la parte en que la protagonista se pierde en los páramos.

En resumen, he disfrutado mucho leyendo este clásico. Me parece de esos libros imprescindibles que hay que leer alguna vez en la vida. Muy bien escrito, con un estilo y un lenguaje claro y un desarrollo muy dinámico a pesar de ser una historia contada por uno o dos de los personajes. Una historia de amor trágico propia de una época donde los convencionalismos sociales llevó a muchas familias por unos derroteros de infelicidad que hoy nos parecen increíbles. También es una saga familiar, la historia de dos familias enfrentadas por el amor, abocadas al odio y a la venganza y una historia de anhelos insatisfechos y de muerte que, de algún modo, al final deja una pequeña puerta abierta a la esperanza.


19 comentarios:

  1. A pesar de tu reseña y que me ha entrado la curiosidad, de momento no me animo, besotes

    ResponderEliminar
  2. Hoy traes uno de mis libros favoritos. Me encanta la historia así como todos los simbolismos que puedes encontrar en ella. Amor, desamor y destrucción se confunden por completo en sus protagonistas.

    ResponderEliminar
  3. Lo lei hace un tiempo, porque estaba por casa de mis padres y nunca me había animado a leerlo, y aunque me gustó, no me pareció el gran libro del que tanto se ha hablado, no sé. Aún así, tienes razón en que es muy recomendable.

    ResponderEliminar
  4. Pues yo estoy deseando leerlo, aunque a mi amiga no le gustó nada...
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  5. Lo leí hace años y recuerdo que me gustó mucho, aunque ahora me gustaría hacer una relectura para refrescar la memoria
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Lo leí hace años y lo disfruté muchísimo. Es de esas novelas que me gustaría releer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Yo también lo leí en la misma lectura conjunta aunque aún no he hecho la reseña!!
    Por cierto pásate por mi blog cuando puedas que has ganado el sorteo de La venganza del tiempo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace un par de años y me gustó, aunque creo que ahora lo apreciaría aún más. Quizás haga una relectura. 1beso!

    ResponderEliminar
  9. Uno de mis clásicos favoritos, especialmente como dices, la ambientación invernal, fría, tan triste y tan trágica como la misma historia...
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Y pensar que a estas alturas yo no la he leido. Creo recordar que cuando tenia 11 y 12 años mi madre me la vetó porque dijo que era un poco dura para mi. Lo curioso es que hacia ya tiempo que leia a Stephen King. Asi que no comprendo porque aun no lo he remediado. Con lo que me gusta llevar la contraria! Besos

    ResponderEliminar
  11. Este es uno de mis libros preferidos. Besos

    ResponderEliminar
  12. Un libro de esos que te agarran por las orejas y te sacuden o te entran ganas de lanzarlo al otro lado del pasillo. Yo pertenezco al primer grupo, sin duda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Lo tengo pendiente desde no sé ya cuándo, el día menos pensado me pongo con él. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Tengo que leer este libro pero lo que no se es para cuando, primero intentaré hacerme con él!

    Besos =)

    ResponderEliminar
  15. Lo que más me gustó de Cumbres es que a pesar de lo mal que lo hicieron Heathcliff y Catherine, la segunda generación si logró encontrar la paz, el amor, el perdón.... y eso es precioso y de alguna forma consigue redimir a Heathcliff.
    El personaje de Hareton es maravilloso, merecería para si solo una novela entera.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Me lo compre de segunda mano hace poco, asi que en algun momento caera.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. A mí este libro me fascina. Es una de las pocas relecturas que he hecho.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Es una historia preciosa aunque yo tiendo a acordarme más de la película que de la novela.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Quizas la retome en agosto, me habia apuntado a la lecfura conjunta pero no fui capaz de centrarme en el libro, ahora mas relajada seguro que lo disfruto mas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...