martes, 21 de enero de 2020

de Manuel Ríos San Martín.


Título: La huella del mal
Autor: Manuel Ríos San Martín
Editorial: Planeta, 2019
Páginas: 576.

SINOPSIS.

Durante una visita escolar a la excavación arqueológica de Atapuerca, un chico de catorce años descubre que una de las reproducciones humanas que imitan los enterramientos de los homínidos de hace miles de años es, en realidad, el cuerpo de una chica muerta. La joven parece haber sido colocada con una simbología ritual, y todas las pistas apuntan a un macabro homicidio similar al ocurrido seis años atrás en otro yacimiento en Asturias.

En el pueblo se desata la inquietud. Demasiados detalles recuerdan el caso anterior, por lo que el juez piensa en reunir de nuevo a los policías que se hicieron cargo entonces: Silvia Guzmán, inspectora de la UDEV, y Daniel Velarde, un expolicía dedicado ahora a la seguridad privada. Sin embargo, nadie sabe que en el pasado ambos vivieron una relación sentimental que acabó de manera abrupta y que tuvo mucho que ver en la truncada resolución del caso. Ahora, Silvia y Daniel tendrán que aprender a colaborar y aclarar sus sentimientos para descubrir al asesino del yacimiento y cerrar aquella herida abierta en su pasado.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Me ha gustado volver a Atapuercas de la mano de este autor, al que no había leído hasta ahora. Y digo volver, porque ya estuve una vez de la mano de Enrique Osuna con su Amo del fuego, otro libro que me gustó precisamente por lo mismo que me ha gustado este en algunas de sus coincidencias. Volver atrás en la evolución y analizar con los diferentes personajes que el mal, como tal, exento de la necesidad de la supervivencia, existe siempre y siempre existirá. Parece que es algo consustancial a la raza humana y  Manuel Ríos nos lo recuerda en muchos de los diálogos que se suceden entre personajes.

También ahora en el libro que estoy leyendo de Lorenzo Silva, las policías que están intentando resolver un caso de asesinato, sin sentido, sin un móvil más allá del de la diversión y el poco valor que algunos dan a la vida humana, se plantean que por mucho mal que logren sacar de las calles, siempre habrá mucho más mal fuera, como si fuera un ciclo infinito al que nunca podrán poner fin.

La huella del mal es una novela negra y una novela policíaca en la que sus dos protagonistas principales, Daniel y Silvia, aúnan esfuerzos para desentrañar un asesinato ritual que ha acontecido en Atapuercas, del mismo modo en que ya aconteció hace años en otra excavación en Cantabria.

Una investigación peculiar e interesante, bien llevada y con una lógica que no deja lugar a la invención de cuestiones colaterales que nada aportan a la historia, ni siquiera cuando los dos protagonistas rememoran aquel otro asesinato de hace años y en los que ambos eran pareja, una pareja que se rompió.

Me ha gustado esta novela. Su trama, su trasfondo filosófico, por decirlo de alguna manera y los personajes me han resultado bien armados y he tenido una lectura fluida que intercalaba perfectamente el mensaje sobre el mal con la propia investigación policial del momento.


lunes, 20 de enero de 2020



Hace mucho tiempo que no hago esta entrada de los lunes. Durante un tiempo he tenido que dejar de lado no sólo este blog, sino también los vuestros. He tenido mucho trabajo concentrado en el tiempo y también mucho cansancio, no sabría decir si más mental que físico. La verdad es que me ha venido genial desconectar y creo que es bueno hacerlo de vez en cuando. Movemos poco el culo y excesivamente las neuronas, me parece a mi, y algo se descontrola por ahí dentro y es bueno ponerlo en orden de vez en cuando.

Pero no he dejado de leer. Sería como dejar de vivir. Así que esta semana de regreso, me encontráis leyendo dos libros. Uno primero del que me queda apenas un 15%, Si esto es una mujer de Lorenzo Silva. Como lo acabaré mañana quiero empezar a leer Margen de error de Berna González Harbour, un libro que lleva en mi estantería un par de años. A esto de acumular libros sin leer sí que este año quiero darle un buen empujón y me he comprometido a no acumular ningún libro más salvo sorteos, regalos o similares para descongestionar la librería donde acumulo todos los pendientes. Pareciera que tenga el síndrome de diógenes literario y junto con otras acumulaciones de otras cosas en casa, hay que empezar a reciclar espacio y poner un poco de cordura a las compras compulsivas, no solo de libros.

También estoy leyendo (y me queda poco también) Las largas sombras de Elia Barcelo. Después de terminarlo seguramente me pondré con alguno de mis regalos de cumple. Seguramente Todo lo peor de César Pérez Gellida.

SORTEOS.




El blog de Inés, La huella de los libros y de Eyra Cosas mías celebran de forma conjunta su aniversario literario con un pedazo del sorteo al que es difícil resistirse. Sortean un ejemplar en papel de 12 libros, nada más y nada menos y desde luego yo no me lo pierdo.






Que paséis una buena semana lectora!!!!


domingo, 19 de enero de 2020



Y aquí va mi último de los Retos para el 2020 y que conste que me apunto porque es compatible con el de Un Lector indiscreto porque ya sabéis que yo soy de leer pocos clásicos. Me cuesta, me cuesta mucho, lo reconozco, pero es como lo de perder peso: lo intento, lo intento y no me rindo nunca aunque la carne es débil, jajaja


Bueno bromas aparte, me gusta el planteamiento de Inquilinas. Las bases completas las podéis encontrar en AQUÍ. Parece divertido y me gusta buscar lo que necesito para cumplir los requisitos que ponen en su primer escalón (el más fácil, claro):



A continuación apuntaré mis lecturas:

  1. Clásico con adaptación cinematográfica.
  2. Clásico de 200 páginas o menos.
  3. Clásico ambientado en Londres (en su mayor parte)
  4. Clásico de un autor que leas por primera vez.
  5. Clásico en el que el personaje principal sea una mujer.

A ver si lo consigo, jejeje





Otro reto al que me apunto todos los años y que me motiva para leer esos clásicos que me cuesta tanto trabajo leer. No lo suelo cumplir pero al menos alguno cae cada año. De hecho en 2019 leí cinco libros y aunque no llegué a los 7-8 que se piden, para mi ya es un triunfo colosal.

Como todos los años, el reto nos lo plantea Francisco del blog Un lector indiscreto y yo voy a intentarlo con los siete libros mínimos para leer que marcan sus bases.

Aquí van mis lecturas:

1.-
2.-
3.-
4.-
5.-
6.-
7.-


A ver cómo se me da este año 😉




Me apunto de cabeza a este reto que nos plantea este año Ful Navalón del Blog 1000 y un libros y reseñas sobre Miguel Delibes por los 100 años de su nacimiento.

Me gusta mucho Delibes. No hace mucho leí su Señora de rojo sobre fondo gris, un libro que me pareció el homenaje más bello y delicado que se le puede hacer a la persona con la que has compartido tu vida.

No me importaría releer alguno de los libros que leí en la adoslescencia. Ya veremos.

Lecturas:

1.-
2.-



¿Os animáis? Yo creo que merece la pena acercarse a este escritor.



Otro reto que es un clásico y al que me apunto todos los años (y que nunca supero, jaja). Me resulta muy divertido y tengo que reconocer que con la tontería de buscar autores que cumplan los requisitos de las letras que me van faltando, he descubierto autores y autoras que de otro modo no hubieran llamado nunca mi atención.

Lo organiza este año toda una valiente, Marisa del blog Lecturapolis, así que ahí va mi apoyo a su convocatoria.

Aquí anotaré mi evolución con las lecturas que coincidan con los requisitos del reto:

A.-
B.-
C.-
D.-
E.-
F.-
G.-
H.-
I.-
J.-
K.-
L.-
M.-
N.-
O.-
P.-
Q.-
R.-
S.-
T.-
U.-
V.-
W.-
Z.-

Letras extraodinarias:

CH.-
LL.-
Ñ.-
X.-
Y.-

A ver que tal se me da este año.
¿Os animáis?

domingo, 5 de enero de 2020


Antes de que lleguen los Reyes Magos, os cuento cuales son las 19 lecturas que más he disfrutado durante el año pasado. 

En 2019 he leído algunos libros menos que el año anterior, casi diez libros menos, pero el tiempo, por circunstancias familiares y de trabajo, ha sido mucho más limitado y tampoco las ganas me han acompañado lo suficiente cuando disponía de momentos tranquilos para la lectura. Han sido un total de 76 libros leídos,  todavía lejos de ese Reto de 100 libros al que me suelo apuntar todos los años.

También he tenido que bajar mucho la dedicación al blog, al mío y a los vuestros. Ya lo siento, si, pero no llego, la vida no me da para más últimamente. De hecho estas últimas entradas se deben a que estoy unos días de vacaciones y cada vez que miro la lista de reseñas pendientes me tiemblan las piernas 😅

No me enrollo más. Vamos con esas lecturas favoritas:






Por orden de nota y fecha de lectura, han sido las siguientes:

  1. Todo lo mejor de César Pérez Gellida.
  2. Pan de limón con semillas de amapola de Cristina Campos.
  3. Un amor de Alejandro Palomas.
  4. La sospecha de Sofía de Paloma Sánchez Garnica.
  5. Orgullo y prejuicio de Jane Austen.
  6. El último regalo de Paulina Hoffman de Carmen Romero Dorr.
  7. La química del odio de Carme Chaparro.
  8. Más allá del invierno de Isabel Allende.
  9. Todas las familias felices de Mercedes de Vega.
  10. Reina Roja de JUan Gómez Jurado.
  11. Amnesia de Federico Axat.
  12. La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río.
  13. El abrazo del monstruo de Felix J. Palma.
  14. El idioma de los recuerdos de Antonio Gómez Rufo.
  15. Ponte en mi piel de Emma Lira.
  16. Un secreto de Alejandro Palomas.
  17. Antes de los años terribles de Víctor del Árbol.
  18. La danza de los tulipanes de Ibón Martín.
  19. Una maldita historia de Bernard Minier.
Como resumen final, os dejo una serie de curiosidades que he ido anotando este año además de mi participación en diferentes retos:



A la vista del gráfico se puede ver que los meses de verano (julio y agosto) y durante Navidad y Semana Santa es cuando más leo. Evidentemente suelen coincidir con mis periodos de vacaciones.
Los meses más bajos en lectura han coincidido con problemas familiares complejos y también con un incremento en el trabajo.




De las 76 lecturas que he realizado este año, 46 han sido de autores/as españoles/as o de habla hispana, más de la mitad, lo cual no está nada mal, teniendo en cuenta que no tengo en cuenta la nacionalidad para decidir leer un libro o no leerlo. Casi la mitad de mis lecturas han sido escritas por mujeres (31 en total). Esto, al menos demuestra, dos cosas: primero, que tenemos grandes autores de habla castellana que merecen la pena ser leídos sin ninguna envidia respecto de los de otros países y, segundo, que tenemos grandes escritoras a pesar de que aún siguen siendo menos visibles que sus compañeros escritores varones.

Y por este año ya no os aburro más con estadísticas. Espero que este nuevo año me traiga tantas y tan buenas lecturas como el año pasado y que podamos seguir compartiéndolas.

Feliz 2020 lector!!!!



viernes, 3 de enero de 2020


Un año más me apunto a este reto que plantea Laky del blog Libros que hay que leer. Es un reto sencillo que no me cuesta nada cumplir porque contamos con muy buenas y buenos escritores de habla hispana. Creo que deberíamos hasta dificultarlo un poco más subiendo el número de libros a leer o hacerlo por porcentaje respecto a lo que lee cada persona al año (es una idea, jaja)

Bueno, aunque yo llevo un recuento en excell con alguna otras cuestiones que me gusta analizar de mi año lector, anotaré mis lecturas de este reto aquí, aunque sea a final de año, por no variar.

LECTURAS:


¿Os animáis? 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...