jueves, 8 de diciembre de 2016

de Carlos Quílez.


Título: La soledad de Patricia
Autor: Carlos Quílez
Editorial: RBA, 2010
Páginas: 208

Resumen oficial.

Patricia Bucana es una periodista inquieta, irreverente, vocacional y solitaria. Sus fuentes en la policía le filtran la noticia de su vida: dos presuntos miembros de los servicios secretos franceses han sido detenidos en Barcelona, con un poderoso y sofisticado armamento, cuando presumiblemente se disponían a perpetrar un magnicidio. Los servicios secretos españoles y franceses, aliados en la lucha contra el terrorismo, lanzan un tupido velo sobre el caso.

Paralelamente, los Mossos intentan capturar a un sádico violador y asesino de prostitutas que actúa en la ciudad condal. 

Estas dos líneas argumentales irán poco a poco convergiendo a medida que avanza la investigación de Patricia. La joven periodista deberá ir recomponiendo las piezas de un caso en el que se acaba involucrando más allá de lo profesional, tanto sentimentalmente como peligrosamente hasta el punto de arriesgar su vida. 

Descubrir la verdad se convertirá en una aventura de continuo cuestionamiento personal y de autoafirmación, en que tendrá que poner a prueba sus principios y obligaciones como periodista y sus objetivos vitales, a menudo contradictoriamente.

Impresión personal.

Con la que está cayendo en este país, los medios de comunicación no dejan de ser una de las organizaciones más cuestionadas, al menos por mi. Cada día una se enfrenta en radio, televisión, medios digitales con noticias totalmente sesgadas en función de quien sea quien financie o mantenga al medio de que se trate. Periodistas de esos que se llaman "de raza" cada vez quedan menos y si se les ve y se les nota, ya se encargará el poder que sea de silenciarlo echándolo a la calle o desprestigiando su quehacer. A la par, cada día vemos a diario "pseudo-debates" liderados por no se sabe que tipo de "profesionales" que dicen saber de todo, que lo mismo te comentan un secuestro que te hacen una valoración política de una mirada ¿triste? del líder político foco de sus intereses. Con sólo un gesto puntual de alguien captado por una cámara, pueden tirarse todo un día comentando supuestos problemas políticos de un partido "x" sin que haya ni una sola prueba que los avale, ni ningún rigor a la hora de verter sus opiniones.

Por este motivo, encontrarse, aunque sea en la ficción con una periodista como Patricia se agradece y al menos, te hace preguntarte si periodistas tan profesionales y coherentes (y quizás inocentes) como ella existen todavía en la España del siglo XXI. Yo lo dudo bastante, y de lo que no me cabe ninguna duda es que los tejemanejes que relata la novela donde el oculltismo de las policías secretas de diferentes países en favor de una supuesta seguridad general más importante, acaba protegiendo a delincuentes que sin ningún pudor roban, matan o secuestran sin que nadie parezca interesado en pararles los píes. Cómo ejemplo, en la ficción, de un caso así podemos encontrar también las novelas de Stieg Larsson y su famosa Trilogía.

De todo esto va esta novela de ficción basada en unos hechos reales que acontecieron en la Barcelona de 2002 donde se acaba escondiendo toda una trama de corrupción, con muertes incluídas, en favor de una mal llamada seguridad nacional y donde prevalece la ocultación de la noticia como en tantas ocasiones. Aprovechando estos hechos, el autor, periodista en activo a la vez que escritor, construye una trama donde Patricia, joven periodista de uno de los periódicos más importantes de la ciudad condal, con un acceso directo a fuentes de los Mossos, se topa con la detención de policías secretas del país vecino, Francia, con todo un arsenal armado preparado para cometer un acto terrorista, a la vez que simultáneamente un asesino en serie viene asesinando a prostitutas en un barrio de Barcelona. Dos hechos aparentemente desconectados y que en realidad tienen mucho que ver el uno con el otro y a dilucidar esa relación se mete de lleno la periodista poniendo, incluso, en juego su propia vida y su profesión.

Material incautado por los Mossos a espías franceses 2002
Ésta es la segunda novela que leo de Carlos Quílez. Mi primer acercamiento al autor fue con Cerdos y gallinas  el año pasado cuando buscaba un autor cuyo apellido empezara por la Q para el Reto de la A a la Z. Luego he visto al autor en varias ocasiones ejerciendo su labor como periodista y tengo que reconocer que se me ha parecido a su protagonista principal, seguramente porque conoce perfectamente el mundo del periodismo (el bueno y el malo) y porque se dedica precisamente a informar de esa España oscura y oculta que si no fuera por periodistas como él, quedaría sin darse a conocer. Por eso también, el autor escribe de forma tan directa, a veces tan cruda y realista, con esa jerga policial y/o de bajos fondos que seguramente frecuenta para acceder a la información.

La protagonista es una periodista que escarba hasta el final en cada caso que se le pone por delante; honesta hasta el límite de su seguridad y directa a la hora de tratar las noticias. Impulsiva en demasía a la hora de afrontar temáticas tan complejas y peligrosas, temida por los sectores que intentan ocultar la información pero muy querida por todos aquellos que creen en una prensa libre donde la verdad debe estar por delante de los intereses económicos. Por todo ello, muchas veces siente que se enfrenta a las situaciones ella sola, que no tiene vida privada, que está condenada a una vida sin amor, sin pareja y sin apenas relaciones que vayan más allá de las estrictamente laborales.

Me ha gustado mucho de nuevo este autor y esta protagonista y su forma de encarar la realidad en la que se mueve. Su arrojo, su manera de pelear porque la verdad gane ante los poderes que intentan silenciar a los medios hoy en día se me hace imprescindible, tanto como que esos mismos medios sean veraces, independientes y co-responsables de lo que ocurre a su alrededor.


martes, 6 de diciembre de 2016

de Toni Hill.


Título: Los ángeles de hielo
Autor: Toni Hill
Editorial: Grijalbo, 216
Páginas: 464

Resumen oficial.

«En esta historia penetraremos en los más oscuros recovecos del alma humana, en las atrocidades que pueden cometer los seres atormentados por la venganza y el odio.
»Tanto los vivos como los muertos.»

Barcelona, 1916. A sus veintisiete años, Frederic Mayol ha dejado atrás una vida cómoda en la esplendorosa Viena y la traumática participación en una guerra que sigue asolando Europa. Psiquiatra y seguidor de las teorías psicoanalíticas, se enfrenta a su futuro puesto en un sanatorio ubicado en un tranquilo pueblo pesquero cercano a Barcelona, un enclave perfecto para superar los horrores vividos en el frente.

Pero la clínica y sus alrededores no resultan ser tan idílicos como pensaba. Las sombras de un siniestro pasado se ciernen sobre los ángeles que decoran la fachada del edificio, como si quisieran revivir los acontecimientos que sucedieron en la casa siete años atrás, cuando el lugar era un prestigioso internado para jovencitas de buena familia que cerró sus puertas después de un trágico incendio.

Atrapado entre el anhelo de desvelar el misterio que se esconde entre los muros del caserón y el amor que siente por Blanca, una de las antiguas alumnas del colegio, Frederic deberá enfrentarse a una perversa historia de obsesiones y venganzas hasta llegar a una revelación tan sorprendente como desoladora.

Porque la verdad, aunque necesaria, no siempre supone una liberación; a veces incluso puede convertirse en una nueva condena.

Impresión personal.

A pesar de que el autor de esta novela es muy conocido por los libros protagonizados por el inspector Héctor Salgado, para mi éste ha sido mi primer acercamiento a su obra, una obra auto-conclusiva que por su temática no parece que tenga mucho que ver con su famosa trilogía policíaca. Lo cierto, es que la novela me ha encantado, me ha inquietado y creo que será difícil que me olvide de ella precisamente por esa inquietud que me ha ido provocando a medida que avanzaba en su lectura.

Los ángeles de hielo es una novela negra donde el mal lo impregna todo con un halo de misterio y, diría, de terror, que hace que desde la ambientación, los personajes y la propia historia que se va desarrollando te mantengas alerta en todo momento sabiendo que tarde o temprano te vas a llevar un buen "susto" y a la vez, deseando que llegue ese momento y averiguar el desenlace final. En un entorno en dos épocas diferentes, mismo edificio pero distintas personas relacionadas de alguna manera con el desarrollo mental, moviéndose en un espacio que se te antoja amenazante donde los ángeles pueden ser en cualquier momento macabras gárgolas, te produce, en muchas ocasiones, una sensación de asfixia difícil de explicar. De cabecera, para más "inri", el libro de Jane Eyre donde la inocencia y la bondad de Jane se cruza con la enfermedad mental y la maldad de la esposa de su amado. Todo un compendio de elementos que confluyen para hacerte pasar momentos de gran inquietud y, sobre todo, de duda sobre todos los que participan.

La novela se desarrolla en Barcelona y en un pequeño pueblo costero cercano donde se enclava el edificio donde trabaja Frederic Mayol, joven psiquiatra que ha regresado recientemente de la I Guerra Mundial por haber sido herido. Por tanto, esta parte de la historia se desarrolla en 1916 cuando el protagonista principal regresa a la ciudad condal y se instala en casa de su padre y posteriormente, en la localidad cercana al sanatorio mental. Unos años antes, en 1908, el edificio fue un antiguo colegio para señoritas de clase alta, salvo algunas "becarias", donde se pretende que estas nuevas generaciones de mujeres sean algo más que tímidas esposas predestinadas a no pensar ni actuar a capricho de los usos y las costumbres sociales. De ahí, el ejemplo de Jane Eyre, con el que la directora del colegio Agueda Sanmartín, pretende inculcarles a las mayores el espíritu de lucha y superación de la protagonista frente a las adversidades de su época.

Entre ellos, todo un elenco de personajes de una y otra época que juegan en torno a la historia de ese viejo edificio. Encontraremos antiguas alumnas del colegio de señoritas que van muriendo de forma misteriosa, profesoras y amas de llave totalmente fieles y conocedoras de grandes secretos, enfermos mentales que no lo son tanto a veces, investigadores fuera de lo común y personajes propios de una época convulsa donde los ricos y acaudalados empiezan a notar el despunte del descontento de las clases sociales menos favorecidas mientras siguen con sus frivolidades y un estilo de vida abocado a la extinción. Entre medias, un narrador que de vez en cuando aparece para aclarar algunos puntos, el doctor Freixas que es quien desde el principio inicia el relato de la historia de lo que aconteció en una y otra época en ese edificio.

La verdad es que el autor ha conseguido hilar una historia sumamente compleja, con muchos personajes que aparentemente pareciera que no tienen relación alguna y que, sin embargo, y con ritmo pausado vemos, cuando el autor lo cree oportuno, que existe una relación entre todos ellos; que todos de alguna manera han intervenido para que los hechos que ocurren en pasado y presente sean los que son. Secretos e intriga, juramentos llenos de miedo, silencios que ocultan el mal en cada rincón y hasta donde pueden llegar las mentes trastornadas. Y todo ello rodeado de un ambiente opresivo que la descripción del edificio te transmite en cada sala y en cada pasillo, un pasillo en el que retumban risas estridentes de locura que te hacen estremecer.

En conclusión, si Jane Eyre y Rebeca son para mi libros de cabecera precisamente por la creación de esos ambientes llenos de misterio donde ronda la maldad a tu alrededor sin que consigas verla salvo cuando la tienes encima, con esta novela de Toni Hill, yo he tenido esa misma sensación claustrofóbica que te produce un ambiente donde reconoces que algo malo está pasando a tu alrededor y no sabes si quieres verlo o no. Una novela negra con tintes de terror que a mi me ha encantado y me ha causado sensación por la inquietud que me ha provocado. Totalmente recomendable.


lunes, 5 de diciembre de 2016



Esta semana estoy de VACACIONES!!!! Feliz como una perdiz. Aparte de retomar mi actividad deportiva y volver a andar por estos preciosos campos que me rodean, hacer estiramientos para que mis cervicales no me sigan dejando "baldada", quiero aprovechar para leer y ponerme al día con las reseñas, que no son pocas.

He comenzado a leer La leyenda del hechicero. El guerrero de Taran Matharu que corresponde al segundo libro de la saga. Ya sabéis los que pasáis por aquí que me encanta la fantasía y con estos libros paso mis sueños llenos de magia y conjuros, elfos, enanos y demás animales fantásticos.

También estoy leyendo ya El alcornoque de los muertos de Fernando Roye, el nº2 de la serie del sargento Carmelo Domínguez. Y me he traído en la maleta dos libros par ver cual me llama más esta semana: Extraños en el tren nocturno de Emily Barr y Silenciadas de Kritina Ohlsson.

Cómo veis esta semana puedo ser algo más ambiciosa porque tendré mucho más tiempo para descansar y leer.

¿Y vosotr@s que leeís? 

SORTEOS.




Marina Córdoba está de aniversario de su blog Mis lecturas y lo celebra con un estupendo sorteo de Tan poca vida de Hanya Yanahiara.









Las inquilinas de Netherfields están de aniversario también, su primero, y sortean nada más y mada menos que ocho libros para celebrarlo. 










sábado, 3 de diciembre de 2016



La verdad es que a pesar del poco tiempo que he tenido este mes para leer, he conseguido leer más de lo que pensaba en un principio. Espero desquitarme en diciembre con las vacaciones de Navidad, no sólo para leer sin prisas sino para descansar todo lo posible.

Esto es lo que me ha dado de sí el mes: 

LIBROS LEÍDOS.

Pacto de lealtad de Gonzalo Giner.
La soledad de Patricia de Carlos Quilez.
Las marismas de Arnaldur Indridason.
La carne de Rosa Montero.
La maldición de Montpensier de Francisco Robles.
Oasis de arena de Mayte Esteban.
Hotel Borges de Francisco Granados.





AVANCE DE RETOS 2016.

RETO GENÉRICO: 38/40 (95%) He terminado diecisiete géneros. Me quedan dos.
RETO 100 LIBROS: 83/100 (83 %). 
AUTORES DE LA A A LA Z: 19/28 (67,8%). Este mes dos más.
SABUESOS: 22 sabuesos encontrados. Este mes uno más.
25 ESPAÑOLES: 61/25 (244%).  FINALIZADO.
CIUDADES CON LIBRO: Este mes Barcelona, Madrid y Sevilla. Ya van 30 ciudades.
SAGAS FAMILIARES: 11/10 sagas. FINALIZADO.
LEYENDO EN EL TIEMPO: 10/10. FINALIZADO.
MI RETO PARTICULAR: Este mes uno más. Total 10 de la estantería. FINALIZADO.

PREVISIÓN DE LECTURAS DE DICIEMBRE.

El umbral de la eternidad de Ken Follet (llevo 60%)
Amapolas en octubre de Laura Riñon Sirera (Leyéndolo).
El alcornoque de los muertos de Fernando Roye (Leyéndolo).
La leyenda del hechicero. El guerrero de Taran Matharu.
La rebelión de Penélope de Dolores García Ruiz.
La pareja de al lado de Shari Lapena.
Patria de Fernando Aramburu.
Un mal nombre de Elena Ferrante

Qué tengáis buen mes!!!

miércoles, 30 de noviembre de 2016

de Francisco Robles.


Título: La maldición de los Montpensier
Autor: Francisco Robles
Editorial: Algaida, 2016
Páginas: 400.

Resumen oficial.

La enigmática muerte del escultor Antonio Susillo es el último eslabón de la cadena de maldiciones que sufrió la infanta María Luisa Fernanda de Borbón —hermana de Isabel II— desde que se estableció con su familia en el palacio de San Telmo de Sevilla, convertido en verdadera Corte Chica del reino de España durante una generación.

Su mirada femenina nos adentra en un siglo agitado y tumultuoso, plagado de revueltas, pronunciamientos y conspiraciones a los que algunos casos no fue ajeno su propio esposo, el duque de Montpensier, eterno aspirante al trono. Estas memorias apócrifas desvelan la clave de aquellos acontecimientos sucedidos en el siglo XIX y que sin embargo —como si de otra maldición se tratara— han marcado la historia de España hasta nuestros días.

Impresión personal.

La verdad es que he tenido con la lectura de este libro sentimientos encontrados y he pasado por distintas fases. En un principio, la muerte de Antonio Susillo, escultor sevillano y el misterio en torno a la misma me prometía un libro de intriga alrededor de este suceso que unido a su relación con la familia real parecía que iba a centrar el argumento de la historia. Sin embargo, estos primeros capítulos se me han hecho muy difíciles de leer y de entender. Me he perdido muchas veces durante las primeras cien páginas sin saber qué le pasaba realmente al escultor, qué tenía que ver la Infanta Luisa Fernanda y otra serie de personajes que iban sucediéndose en intervalos cortos, unas veces contando la historia en primera persona y otras en tercera. En mi opinión, en estas páginas iniciales la manera de escribir del autor me ha dificultado mucho la comprensión de lo que leía y hasta el final no he conseguido relacionar la muerte del escultor con la historia de esa parte de la familia real. Francisco Robles escribe con un lenguaje muy rico y detallado, yo diría que excesivamente "rococó" y eso a mi, personalmente, me ha hecho perderme en muchas ocasiones y otras veces he estado tan totalmente perdida que he seguido leyendo con la esperanza de que más adelante hallaría la explicación. Por suerte, a medida que avanzas la lectura se me ha hecho más ágil y más comprensible y he podido disfrutar de una parte de la historia de España que nunca se nos cuenta.

Habitualmente en los libros de historia y en las novelas de ficción histórica se nos dan a conocer los hechos más importantes que afectan a los que detentan el poder: reyes, presidentes de gobierno, golpistas, etc. Francisco Robles nos trae en esta ocasión la visión de los acontecimientos desde el punto de vista de los que en la realeza son los "segundones" de las familias reales ¿qué pasa con ellos desde su más tierna infancia? ¿qué hay de su futuro? ¿quien mueve los hilos de sus vidas? ¿cómo se los utiliza para sellar pactos de estado? El autor nos cuenta la historia desde la vivencia de la hermana de Isabel II, Mª Luisa Fernanda de Borbón, un personaje histórico del que yo no sabía absolutamente nada, incluyendo con ello a su marido, el duque de Montpensier y a sus hijos, incluyendo a la fallecida Reina de España María de las Mercedes, esa a la que tanto lloró Alfonso XII por las Calles de Madrid, según la canción.

Glorieta de Bécquer en el Parque Mª Luisa
Y la verdad es que esta historia contada en primera persona por Luisa Fernanda en sus últimos años, esos años en los que la mente se vuelve más lúcida para el pasado más remoto que el reciente, me ha gustado mucho. Una historia llena de intrigas, de traiciones, de juegos políticos donde se utiliza a todo el que puede ser utilizado para conseguir el poder, de muertes infantiles de la realeza (siete hijos de nueve) que acaban convenciendo a la propia Infanta de España de que en su casa de San Telmo existe una maldición que no sólo alcanza a su familia sino a todos los que se relacionan con ella como el escultor Susillo o el mismo Bécquer, el poeta. El libro nos refleja el importante papel que jugaron en aquellos años de mediados y finales del siglo XIX los duques de Montpensier, desterrados en Sevilla por la reina Isabel II, por el miedo a las intrigas urdidas permanentemente por Antonio de Orleans, duque de Montpensier y cuñado suyo, y el cariño que el propio pueblo tenía a su hermana Luisa Fernanda por su piedad y la caridad demostrada con la gente del pueblo. En Sevilla, los duques acaban montando lo que se llamó la Corte Chica frente a la corte real que se ubicaba en Madrid de la mano de Isabel, una Corte que tardó poco tiempo en verse abocada a la supresión mediante la Revolución Gloriosa (la Gorda) de 1868. Engaños e intrigas familiares, militares con ansia de poder como Prim y Serrano, gobiernos extranjeros posicionándose de uno u otro lado para conseguir el poder de un pueblo ingobernable y en el medio, casi de espectadora, una Infanta que va viendo como cada uno de sus hijos van muriendo de diferentes enfermedades.

En conclusión, a pesar de que me ha parecida compleja su lectura, lo cierto es que al final el balance es positivo porque he aprendido mucho de esta parte de la historia que suele quedar escondida; mucho de la ciudad de Sevilla y de su Palacio de San Telmo y de otra serie de monumentos que te pasan desapercibidos cuando paseas por sus calles.


martes, 29 de noviembre de 2016

de César Pérez Gellida.


Título: Cuchillo de palo
Autor: César Pérez Gellida
Editorial: Suma de letras, 2016
Páginas: 512.

Resumen oficial.

Tras ser apartado del Cuerpo, Sancho ha resuelto dedicarse al suyo entregándose a los placeres de la carne en el lugar más apartado de sí mismo que ha logrado encontrar. Pero no hay rincón donde esconderse cuando es la desventura quien persigue.

Paralelamente, Erika, Ólafur y su nuevo compañero, el arcángel redimido, Uriel, emprenden la obstinada persecución de los miembros de la infame organización criminal conocida como la Congregación de los Hombres Puros. Su objetivo no es otro que alcanzar la cúspide, pero la escalada les deparará una serie de riesgos que ni siquiera han sido capaces de evaluar.

En esta nueva entrega, Pérez Gellida nos arrastra en un vertiginoso descenso a los infiernos para mostrarnos las grietas y aristas que dibujan la cara oculta del ser humano. Cuchillo de palo se revela como la novela más retorcida y sensorial del género Gellida.

Narrativa audiovisual llevada al extremo.

Impresión personal.

Yo no soy gellidista. Yo soy sanchista. Lo siento por César pero esto es así y encima para más "inri" en esta nueva entrega de la Trilogía Refranes, Canciones y rastros de sangre, me lo ha hecho pasar fatal. Cuando una tiene en la cabeza un modelo de héroe y el héroe se te envilece, no hay nada que lo justifique, ni siquiera la impotencia, el cansancio vital o cualquier otra circunstancia adversa. Y César me ha mostrado en esta ocasión a un Sancho que no es el mio. Sólo me faltaba que se hubiera teñido el pelo y tampoco pudiera visualizar a mi pelirrojo favorito.

Puerto de Vigo
Podría haberle perdonado al autor que me mostrara la crudeza del mundo que nos rodea, ese al que nos negamos a mirar de frente porque no queremos admitir que existe y si lo admitimos somos tan cobardes que miramos a otro lado pensando que todo ese ambiente delictivo nos cae muy lejos, que resulta imposible que llegue a tocar nuestras cómodas vidas. Ver a Sancho (a mi Sancho) tan cerca de la inmundicia social, tan cómplice de la misma, tan pasivo ante tanta maldad y tan activo colaborando con ella, ha conseguido acercarme mucho más a lo que el autor con seguridad quería acercarme. Sancho es algo mio, algo nuestro y perderlo como lo perdemos en esta entrega, duele y te coloca de frente ante el dolor de tantos que viven en sus carnes el tráfico de personas, la droga, la prostitución obligada y el maltrato durante toda sus vidas de esclavos, sobre todo, esclavas. Y no sólo nos coloca a Ramiro Sancho en primera línea. No se conforma con ello. En Cuchillo de palo, el autor nos enseña lo cercano (las esclavas sexuales, los garitos donde se controla el tráfico local, los chulos mediocres que se creen reyes del mambo), pero sobre todo, nos muestra el núcleo de la tela de araña de donde parten todos los hilos de una gran red mafiosa que se extiende por todo el mundo controlada por los verdaderos hombres omnipotentes y omnipresentes, que se esconden tras unas vidas "respetables" y muy lucrativas.

Budapest
Éste último papel lo representa la Congregación de los Hombres Puros, una organización mafiosa que mueve los hilos en la sombra regulada por unas estrictas normas jerárquicas de tal modo que los miembros de la propia organización no conocen la misma en toda su extensión porque el anonimato es la base de su éxito.

A pesar de la dificultad de la trama, César es todo un experto en hilar fino sucesos que aparentemente no tienen relación y encima esta vez lo culmina con saltos temporales que te dejan "patitiesa", con ese estilo tan transparente como crudo que suele utilizar a la hora de contar historias. Diálogos inteligentes entre los personajes, entre todos ellos. Sancho irónico y sarcástico. Olaffur y Uriel, profundos, inteligentes y casi filosóficos, a veces, apocalípticos. Supongo que todos ellos son un poco el autor, un modo de pensar que nos acerca a Khimera y que nos predispone a lo peor que está por llegar. Y lo peor es que cada vez lo dudamos menos ¿no es cierto?

¿Qué más os voy a decir? Que lo leáis (después de Sarna con gusto, si no lo habéis leído aún), que no os resbale lo que cuenta aunque disfrutéis de lo negro, del ritmo y de una trama perfectamente encajada. Y qué no lo olvidéis. Mucho de lo que le ocurre a los personajes nos pasa desapercibido en cada telediario. Y no es una quimera.


lunes, 28 de noviembre de 2016



Esta semana me encuentro ya leyendo Hotel Borges de Francisco Granados, del que llevo ya más de la mitad leído. También he empezado a leer este fin de semana pasado Amapolas en octubre de Laura Riñón Sirera, un libro que de momento me está gustando bastante por su carácter intimista y que necesita de una lectura pausada para sacarle el "jugo".

No sé lo que me dará de sí la semana lectora porque las tardes las tendré casi todas ocupadas y apenas me quedará tiempo para leer, pero me anima mucho que la semana que viene será un gran "acueducto" que pienso disfrutar al máximo para descansar y leer tranquilamente. Una buena antesala de las Navidades.

SORTEOS.





Manuela del blog Entre mis libros y yo, Pedro de El búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus y Concha y Bea del blog De lector a lector sortean cuatro ejemplares de Los Usurpadores de Jorge Zepeda Patterson.






domingo, 27 de noviembre de 2016

Como todavía me queda un libro que leer de esta categoría para cumplir con el Reto Genérico organizado por Laky todos los años, no hay nada mejor que obligarme en diciembre a leer algún clasico publicado antes de 1900, tal y como ella misma estipula en las normas del mes de la novela clásica.





Creo que tengo alguna lectura pendiente en la estantería de esta categoría. Si no recurriré como ya hice el año anterior a Arthur Conan Doyle y alguna de sus novelas de Sherlock Holmes que tengo pendiente de leer.

Os animáis vosotr@s?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...