lunes, 15 de octubre de 2018



Como cada lunes os cuento lo que me traigo entre manos esta semana en cuanto a lecturas. He empezado a leer Escrita en tu nombre de Amelia Noguera, una novela que pensé leer la semana anterior, pero se me cruzó por medio El pantano de las mariposas de Federico Axat y no pude resistirme a ella.

Como he acabado de leer el anterior, si termino el de Amelia, empezaré a leer Amnesia del mismo autor, un libro que me compré en mi última escapada a Madrid y que me augura buenos momentos, sin duda.

SORTEOS.

Pedro de El búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Bea y Concha de De lector a lector y Manuela de Entre mis libros y yo sortean cuatro ejemplares de La epidemia de la primavera de Empar Fernández.



Que paséis buena semana!!!

jueves, 11 de octubre de 2018

de Matilde Asensi.


Título: El regreso del Catón
Autora: Matilde Asensi
Editorial: Planeta, 2015
Páginas: 608.

SINOPSIS.

¿Qué pueden tener en común la Ruta de la Seda, las alcantarillas de Estambul, Marco Polo, Mongolia y Tierra Santa? Eso es lo que los protagonistas de El último Catón, Ottavia Salina y Farag Boswell, tendrán que averiguar poniendo de nuevo sus vidas en peligro para resolver un misterio que arranca en el siglo I de nuestra era.

Escrita con rigor, con un ritmo que mantiene en vilo a los lectores página a página y capítulo a capítulo hasta el final, El regreso del Catón es una combinación magistral de aventura e historia con la que Matilde Asensi nos atrapa de nuevo para no dejarnos escapar hasta la última palabra.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Tengo muy buenos recuerdos de, cuando hace años, leí El último Catón y ¿por qué no decirlo? me encantan las novelas de aventuras tipo Indiana Jones, El código da Vinci, etc. que nos llevan a la búsqueda de lugares remotos y piezas de un valor histórico incalculable, que ligan historia con aventura, amor por la arqueología y el pasado y la codicia de quienes quieren sólo estos bienes de todos para comerciar o disfrutar en solitario, incluso para ocultar los hechos reales. Por estos motivos, he vuelto a disfrutar con esta novela de Matilde Asensi quien basándose en unos determinados hechos históricos de fondo, nos hace recorrer de la mano de unos personajes muy variopintos diversos países y lugares insospechados en cada uno de ellos. Ese ir y venir de pista en pista, de hallazgo en hallazgo avanzando lentamente hasta el final pasando miles de inconvenientes y problemas, pruebas de inteligencia y también de valor consiguen mantenerme en vilo durante toda la lectura.

En esta novela volvemos a encontrarnos con Ottavia y Farag, una pareja bien avenida que, después de su aventura en El último Catón, viven apaciblemente en Canadá junto con su sobrina Isabella, una joven experta en telecomunicaciones e informática, que tan sólo les plantea los problemas propios de la adolescencia. Sin embargo, cuando más tranquilos están se presenta en su casa el matrimonio Simonson, un matrimonio especialmente rico que han dedicado toda su vida a la búsqueda de los huesos de Jesucristo, algo impensable para la católica Ottavia, que cree "a pies juntillas", en la resurrección de Cristo, y por tanto, en la necesaria ausencia de restos óseos de su Mesías.

De este modo, el matrimonio se embarca en la búsqueda de estos osarios junto a Abby, la nieta de los Simonson, y de Kaspar, el Catón que ya conocimos en la novela anterior. Con ellos, pista tras pista, vamos a visitar Mongolia, Estambul, Israel, Italia y en cada  país los lugares más insospechados en un camino tortuoso que al final les lleva a un lugar en el que tendrán que pasar una serie de pruebas basadas en una de las cuestiones más importantes de lo que en su día predicó el propio Jesús de Nazaret, realmente, sus propias palabras al margen de lo que luego después la iglesia católica ha convertido en dogma cristiano. No puedo más que, primero, asombrarme por la originalidad de las pruebas que tienen que pasar y como cada una de ellas están basadas en la doctrina de Jesús, sino por el torrente de imaginación que tiene la autora a la hora de diseñar las pruebas mismas y su significado. Sinceramente, me he quedado más de una vez con la boca abierta por el nexo de unión entre ellas y la doctrina del Mesías.

También he de reconocer que me he reído con algunos personajes que cuentan con expresiones muy directas dichas en el momento justo y que provengan encima de una mujer que ha dejado de lado los hábitos de monja como Ottavia, aún me ha producido mucha más gracia a la hora de leer sus expresiones. Por otro lado, la manera de escribir de Matilde Asensi es siempre muy directa y muy clara a pesar de que muchas veces las explicaciones históricas son complejas. Pero consigue sin problema que cualquier hecho complejo de la historia por muy enrevesado que sea, te llegue de forma muy nítida y sencilla, de modo que puedes seguir el hilo de las explicaciones a la vez que los personajes a quienes se les está contando la historia.

En definitiva, he disfrutado muchísimo con esta nueva entrega de Matilde Asensi. Historia, intriga, aventura, religión y mucha tensión a un ritmo muy adecuado a las circunstancias me han mantenido pegada a sus páginas como si yo misma formara parte de la aventura.



miércoles, 10 de octubre de 2018


Está claro que se acabaron las vacaciones por la bajada de lecturas respecto del mes de agosto. Pero en fin, han sido más de las que esperaba y menos de las que quería leer, pero el tiempo es muy limitado este trimestre.

Y eso sin contar la cantidad de reseñas que tengo pendientes. Un atasco que llevo arrastrando desde agosto.

LIBROS LEÍDOS.

  • La trampa de miel de Unni Lindell.
  • Falcó de Arturo Pérez Reverte.
  • La palabra más bella de Margaret Mazzantini.
  • Yo que tanto te quiero de Marta Querol.
  • Basada en hechos reales de Delphine de Vigan.
  • El tiempo que nos une de Alejandro Palomas.
  • El collado de la marquesita de Miguel de León.


SEGUIMIENTO DE RETOS ANUALES.


  • RETO GENÉRICO: 37/40.
  • RETO 25 ESPAÑOLES: 35/25. RETO CONSEGUIDO.
  • RETO DE LA A A LA Z: 23 letras y 1 especial.
  • RETO ME GUSTAN LOS CLÁSICOS: 3/7.


  • #aporoctubre

    martes, 9 de octubre de 2018

    de Patricia Esteban Erlés.


    Título: Las madres negras
    Autora: Patricia Esteban Erlés
    Editorial: Galaxia Gutenberg, 2018
    Páginas: 224.

    SINOPSIS.

    En el convento de Santa Vela vive recluido un grupo de niñas huérfanas, víctimas de destinos oscuros y malhadados. Quienes las han llevado hasta allí para buscarles un futuro mejor ignoran que el convento está regido por la hermana Priscia, una mujer que solo entiende la entrega a Dios desde el fanatismo ideológico y el castigo del cuerpo y del alma. Ese universo cerrado parece obedecer en todo a la hermana Priscia hasta que una de las niñas, de nombre Mida, anuncia que Dios se le ha aparecido para decirle que Él no existe. 

    Con estos mimbres, Patricia Esteban Erlés construye una novela llena de sensibilidad, profunda y cautivadora sobre la relación entre creencia y conocimiento, ciencia y fe, fanatismo y razón, con el conflicto siempre latente entre el mundo de los adultos y el de la infancia.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Me hice con este libro después de la recomendación de Inés del blog La huella de los libros y porque me atraen muchísimo las historias con ese aire gótico que siempre rodea lo institucional: los psiquiátricos, los orfanatos, hospitales de otra época, internados, ... Nunca olvidaré ese orfanato donde se maltrataba física y psiquícamente a niñas como nuestra querida Jane Eyre; o ese otro psiquiátrico recreado por Toni Hill en Los ángeles de hielo o el de Alguien voló sobre el nido del cuco de Kesey Ken. Lugares donde, a pesar de la protección que supuestamente dan las leyes y que están pensados para hacer el bien por el prójimo de formas diferentes, se convirtieron en más ocasiones de las deseadas, en sitios donde el maltrato, la vejación y el abuso contra los más débiles era una manera de proceder bajo la protección de unos muros que ocultaban todo lo que ocurría en su interior.

    De esto va esta novela, de una institución de beneficiencia como las de antaño, en las que unas monjas, cuyas vidas en el pasado las han llevado a ser, radicales desde el punto de vista religioso, verdaderos "talibanes" de la interpretación del mensaje de su dios, rígidas en usos y costumbres, personas que odian todo lo bello que hay en el mundo, amantes del sufrimiento humano y maltratadoras, todas ellas de unas pobres niñas huérfanas que no tienen a quien recurrir cuando su atención se centra en ellas. De todas estas "buenas" mujeres, destaca la hermana Priscia, una mujer atormentada cuya cura diaria es atormentar a una niñas huérfanas y pobre la niña que destaque entre todas por cuestiones como ser zurda, pelirroja o tener unos ojos diferentes del resto. Eso le ocurre a Mida, una niña que tiene la desgracia de llamar la atención de estas "guardianas" y que a partir de ese momento, precisamente por su viveza y su inteligencia, pondrá patas arriba un sistema que vive cómodo siendo estático a lo largo de los años, sin que nadie preste atención a lo que ocurre en su interior.

    La autora consigue meterte de lleno en ese edificio tétrico, donde el negro es el color predominante porque negro es todo lo que ocurre internamente. Te hace sentir el miedo de esas niñas solitarias, de esas figuras hieráticas que deciden sobre sus vidas y de esas gente de fuera que mira hacia otro lado. Y dios como un personaje cómplice que aparece y desaparece a lo largo de la novela sembrando dudas en muchos personajes y distorsionando la realidad que siempre ha sido así.

    Me ha gustado mucho esta novela, la forma en que está escrita y su temática porque aunque sea una ficción está cargada de la realidad de esas instituciones de antaño en el que unos pocos "inútiles" sociales se crecen ante los más débiles de la sociedad. Y como casi siempre, la intolerancia y el fanatismo religioso, detrás de todo.


    lunes, 8 de octubre de 2018


    Esta semana la comienzo leyendo La noche de las medusas de Jacinto Rey, un libro que comencé a leer este fin de semana pasado y parece leerse rápido.

    Si lo acabo seguramente leeré Escrita en tu nombre de Amelia Noguera, un libro que me tocó en un sorteo y que lleva en mi estantería unos meses.

    Buena semana a tod@s!!!






    lunes, 1 de octubre de 2018



    Esta semana la comienzo leyendo la nueva novela de Mikel Santiago, La isla de la últimas voces, una novela que ya he comenzado a leer hace un par de días y que me tiene enganchada a sus páginas.

    Comenzaré también a leer La noche de las medusas de Jacinto Rey así que andaré entre Madrid y Tánger si la escasez de tiempo no lo impide.

    SORTEOS.




    Mª Ángeles del blog Bookeando con Mari Ángeles sortea un ejemplar de Cuando te golpeo de Meena Kandasamy.







    Qué paséis buena semana!!!


    jueves, 27 de septiembre de 2018

    de Sandrone Dazieri.


    Título: El Ángel
    Autor: Sandrone Dazieri
    Editorial: Alfaguara, 2017
    Páginas: 544.

    SINOPSIS.

    El tren de alta velocidad procedente de Milán llega a la estación de Roma Termini con todos los pasajeros del vagón de primera muertos a causa de un gas venenoso. La primera persona que evalúa la masacre es la subcomisaria Colomba Caselli, que acaba de regresar al trabajo tras su último y escalofriante caso.

    A pesar de que todo apunte a un ataque de terrorismo islamista, Colomba prefiere pedir consejo a la única persona capaz de desentrañar la maraña de mentiras que rodea el caso: su excolaborador Dante Torre, con el que no se habla desde hace meses.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    La mayor parte de las personas que sufren un trauma fuerte en la infancia o en cualquier otra época de su vida difícilmente lo superan y aunque lo hagan siempre queda un poso relevante que en cualquier momento puede volver a salir a la luz. Sólo hacen falta unas condiciones parecidas para que todo vuelva. Esto es lo que les ocurre a los dos protagonistas de esta serie, Colomba Caselli, subcomisaria de policía en Roma y a Dante Torre, un experto en psicología. Los dos han sufrido lo indecible en sus respectivas vidas, los dos conservan unas fobias muy profundas que marcan el comportamiento que tienen ante la vida y los dos, por todo ello, se toleran, se aprecian, se entienden y se protegen. Dos personajes cuyo hilo principal de unión es su extrema inteligencia, cada uno en su ámbito, una manera un poco relajada de actuar ante las normas establecidas cuando están ante verdades que nadie quiere ver y un comportamiento marcado por los traumas que los han asolado en el pasado. Una pareja, sin ninguna duda, que te engancha desde el principio y de los que te cuesta despedirte hasta la próxima vez en que el autor nos los devuelva.

    Me encantó la novela anterior y primera de esta serie, "No está solo" y no puedo decir que esta nueva entrega me haya gustado menos. Como la anterior, unos protagonistas a los que acompañas mordiéndote las uñas todo el tiempo por el riesgo al que se exponen, sus decisiones, muchas veces precipitadas, pero que atinan a la hora de orientar el caso que se traen entre manos, su conocimiento de la situación que pueden rodear los hechos y su gran percepción sobre las personas que participan, sobre todo en el caso del Dante, al que hay que añadir esa excentricidad que te saca más de una sonrisa mientras lees. Y cómo no, una trama compleja, complicadísima que no sabes como va a resolver el autor. Pero vaya si la resuelve por muchos hilos que se entrecrucen, se distancien en el tiempo o te los ponga delante del rostro. Al final, el autor entreteje una trama perfectamente, va y viene, vuelve, avanza y retrocede y sale airoso con un final que te deja exhausta no sólo por la velocidad que cobra sino por la sorpresa de aquello que has tenido delante y no has sabido ver.

    No podría decir que la novela tiene un ritmo vertiginoso. Lo que le da fluidez a esta novela es el entramado y los movimientos de los personajes, pero esta complejidad requiere del lector muchísima atención durante su lectura. Son capítulos muy cortos que también ayudan a esta fluidez y provoca que te cueste trabajo abandonar la novela porque siempre quieres saber más y más. Pero es una trama compleja y requiere mucha concentración para no perderte entre lo que siguen haciendo los "malos", lo que investigan Dante y Colomba, muchas veces por separado, lo que van avanzando ( o no) la policía que sigue otras líneas de investigación, los asuntos personales de unos y otros y otros aspectos disciplinarios que afectan a la subcomisaria que vienen a entorpecer su investigación. En mi opinión, una novela muy inteligente sostenida por una personajes potentes que van localizando poco a poco las lagunas que los responsables van dejando atrás.

    No digo más. Una segunda entrega de una serie con unos personajes que lo llenan todo y una trama que los acompaña, digna totalmente de su inteligencia, de su manera de ser y estar y de la complicidad que existe entre ellos, nunca exenta de problemas. Hay que leerlo.


    martes, 25 de septiembre de 2018

    de Miguel Delibes.


    Título: Señora de rojo sobre fondo gris.
    Autor: MIguel Delibes.
    Editorial: Destino, 2009
    Páginas: 136.

    SINOPSIS.

    Un bellísimo canto al amor de toda una vida.

    Un prestigioso pintor, sumido en una grave crisis creativa, desgrana ante su hija sus recuerdos más íntimos en un monólogo que es a la vez un homenaje y un exorcismo del dolor que siente por la muerte prematura de su esposa, Ana, «una mujer que con su sola presencia aligeraba la pesadumbre de vivir». 

    Ana desprendía tanta belleza y plenitud que iluminaba la grisura cotidiana y los sinsabores de su enfermedad, de ahí el desconsuelo del pintor tras su pérdida.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Prueba de que muchas veces tenemos verdaderas joyas literarias en nuestra estantería a las que no prestamos atención ante tanta novedad comercial, es este pequeño libro de Miguel Delibes. Un libro que dormía en mi biblioteca desde hace casi diez años y al que no había prestado atención a pesar de que Miguel Delibes es de esos autores que siempre me gustó leer. Pues bien, este pequeño libro de poco más de 130 páginas es una verdadera delicia en la que al autor, tras haber pasado un tiempo desde la muerte de su esposa, consigue plasmar un sentido homenaje a lo que ella fue y significó, no sólo para él, sino para toda la familia.

    Hay personas que sin quererlo se convierten irremediablemente en el centro de la vida de otros; esas personas a las que recurres para relatarle lo bueno que te ocurre y lo que sufres ante lo que percibes como negativo; que, pasando desapercibidas están en el centro de nuestras vidas, de forma sutil, silenciosa pero llenándolo todo con tal naturalidad y tal tesón, que cuando desaparecen del escenario en el que te mueves lo sientes vacío, como si ya no estuvieras en el mismo teatro y tu vida no fuera la misma. Eso era Ángeles de Castro para su familia, para el autor. Una mujer, compañera y madre de siete hijos, que se fue antes de tiempo por un tumor cerebral que dejó a los suyos sin aliento y sin saber continuar con sus vidas porque nada sin ella era digno de continuar. Hasta que no ha pasado una gran periodo de tiempo en que se dan cuenta de ello y que lo necesario es "reiniciar" una vida diferente, el autor no es capaz de escribir sobre la que fue el amor de su vida.

    No es un libro de amor al uso, lleno de cursilerías. No. Delibes escribe en primera persona, aunque en este caso es un pintor incapaz de pintar ante la falta de la mujer que ama, y le va narrando a su hija que está presa en la cárcel a finales de la dictadura franquista por mantener oposición desde Comisiones Obreras, sus sentimientos y su imagen de la figura de su madre, toda ella basada en hechos y acontecimientos donde Ángeles de Castro participó por muy rutinarios que fueran. Acontecimientos de la vida de una familia desde el gusto por arreglarse para salir a los preparativos de una boda, en los que en todos ellos, a pesar de la enfermedad, la presencia de Ángeles, aunque sutil, es imprescindible para llenarlo todo de dicha.

    Como ya decía Julián Marías, filósofo coetaneo de Miguel Delibes, Ángeles de Castro era "una mujer que, con su sola presencia, aligeraba la pesadumbre de vivir".

    No os voy a contar mucho más. Es una novela muy corta que se lee y se disfruta en una tarde y se recuerda durante mucho tiempo porque la protagonista te cala dentro y la tristeza del autor te viene al corazón de vez en cuando en días. Sólo deciros que si no la habéis leído, ya estáis tardando.


    lunes, 24 de septiembre de 2018


    Este lunes me pilla de viaje de trabajo así que va a ser una semana un poco diferente en cuanto a lecturas y tiempo disponible. En principio, me llevo para leer en el tren, ese tren tan rápido y seguro con que contamos en Extremadura, El tiempo que nos une de Alejandro Palomas que ya he empezado. 

    Además por si el tren me queda tirada por algún sembrado amarillento de Castilla-La Mancha, cosa más que posible, he pensado hacer "pesas" con el nuevo libro de Mikel Santiago, La isla de las últimas voces y también me lo echo en la mochila.

    Qué paséis buena semana!!!


    jueves, 20 de septiembre de 2018

    de Luis Zueco.


    Título: La ciudad
    Autor: Luis Zueco.
    Editorial: Ediciones B, 2016.
    Páginas: 512.

    SINOPSIS.

    Tras el éxito de El castillo, Luis Zueco continúa con la construcción de su épica trilogía medieval con La ciudad, un thriller histórico que nos sumerge en la vida cotidiana de la Edad Media a través de una trama llena de suspense de la que los lectores no podrán escapar. 

    Año 1284. Cae la noche en una de las ciudades medievales más bellas del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean y codician.¿Te atreves a caminar por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones? Empieza a oscurecer. Sientes frío. Escuchas los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo. De los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras.Las puertas se cerrarán pronto. Corre. Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Dicen los habitantes de la provincia de Teruel, que Teruel existe, porque pertenecen, como muchas otras provincias, a eso que hoy en día se llama la España despoblada, una España que, por desgracia está sufriendo una sangría poblacional continúa desde hace decenios en favor de las zonas urbanas del país, todo alimentado por las políticas que priman los urbano sobre lo rural sin tener en cuenta que sin lo rural, es difícil que las ciudades puedan sobrevivir, aunque sólo sea por la necesidad de que la producción de alimentos sea suficiente. Sin embargo, en los últimos tiempos, movimientos ciudadanos como el de Teruel existe, ha favorecido que yo, por ejemplo, haya oído y leído en apenas un mes sobre diversos lugares de esta provincia: la comarca del Matarraña, un paraje idílico que pienso visitar y Albarracín, ciudad donde se desarrolla la acción de esta novela de Luis Zueco. Ambos parajes, excusa perfecta para viajar a Aragón.

    A la Albarracín del siglo XIII nos lleva el autor para situarnos en la historia convulsa del momento a través de la investigación de una serie de crímenes de los principales maestros de los gremios existentes en la ciudad, tremendos todos ellos por la puesta en escena y la manera de asesinar a las víctimas.  Luis Zueco comienza esta novela situándonos en la ciudad de Albarracín y en su modo de vida, su historia como ciudad siempre independiente por su situación en un alto inaccesible pero a la que todos los gobernantes ambiciosos aspiran a doblegar. Un comienzo un tanto lento precisamente porque la intención del autor es situarnos en la época histórica en que todo acontece y ante una ciudad con un tipo de vida peculiar que no se rinde ante nadie, pero que vive de forma continua en alerta ante la alta probabilidad de ser sitiados por cualquiera.

    La novela va cogiendo ritmo poco a poco a partir de que aparece la gran protagonista femenina, Alodia, una superviviente nata que primero escapa de la decisión de sus padres de encerrarla en un convento y llega a Albarracín sola y sin medios consiguiendo buscarse la vida aprovechando la educación "privilegiada" que ha recibido y una gran capacidad para la observación. Una mujer inteligente, dispuesta y si miedo que va desgranando junto a Martín y otros personajes, la verdad sobre los asesinatos que están aconteciendo en la ciudad mientras esta está siendo atacada por enemigos que quieren hacerse con ella. Pero a la vez, Albarracín los acompaña siempre, en cada una de sus escapadas, por calles y rincones oscuros, túneles, torres y murallas de tal forma que algunas veces, la ciudad ayuda o la ciudad condena dependiendo de por donde se mueven los personajes.

    En definitiva, una novela de ficción histórica con una dosis de misterio que la hace sumamente entretenida y dinámica, además, desde luego, de instructiva.


    miércoles, 19 de septiembre de 2018



    Está claro que las vacaciones para mi son el momento mejor para leer. Siempre es agosto el mes del año en que más leo prueba de que es un momento de relax total donde mi mente se relaja y viaja con los libros a cualquier destino. Lo peor, la cantidad de reseñas pendientes que tengo en mi haber. Sin embargo, ya os adelanto que entre estas lecturas hay varias de ellas que han obtenido la nota máxima de puntuación por lo que me han gustado y me han hecho disfrutar.

    Aquí os dejo lo que he leído en Agosto.

    LIBROS LEÍDOS.

    • A grandes males de César Pérez Gellida.
    • Por encima de la lluvia de Víctor del Árbol.
    • El regreso de Catón de Matilde Asensi.
    • Madre de leche y miel de Najat El Hachmi.
    • A ciegas de Josh Malerman.
    • La casa de Riverton de Kate Morton.
    • La novia gitana de Carmen Mola.
    • Tigres de cristal de Toni Hill.
    • Sharko de Franck Tilliez.
    • Hipotermia de Arnaldur Indridason.
    • Talión de Santiago Díaz.



    SEGUIMIENTO DE RETOS ANUALES.
    • RETO GENÉRICO: 36/40.
    • RETO 25 ESPAÑOLES: 31/25. RETO CONSEGUIDO.
    • RETO DE LA A A LA Z: 23 letras y 1 especial.
    • RETO ME GUSTAN LOS CLÁSICOS: 3/7.


    #Aporseptiembre


    martes, 18 de septiembre de 2018

    de Arnaldur Indridason.


    Título: Hipotermia
    Autor: Arnaldur Indridason
    Editorial: RBA Editores, 2015
    Páginas: 352.

    SINOPSIS.

    Una mujer obsesionada con saber si existe algo después de la muerte aparece ahorcada. 

    Un padre sigue buscando a su hijo desaparecido hace veinte años sin dejar rastro. 

    A la vez que consigue cerrar ambos casos, el inspector Sveinsson empezará a indagar en la tragedia que ha marcado toda su vida: la desaparición de su propio hermano.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Todos los años me gusta acercarme a la literatura nórdica y desde que descubrí a este autor, esta es la tercera novela que leo de él, aunque es la sexta de la serie del policía Erlendur Sveinsson. En su día ya leí Las marismas e Invierno ártico, dos novelas de este mismo personaje, con lo cual ya podéis ver un poco el caos que estoy montando a la hora de acometer esta serie policíaca, que, por cierto, me está gustando mucho.

    La verdad es que recomiendo comenzar con la primera evidentemente y seguir el orden de la serie y no como lo estoy haciendo yo hasta ahora porque el personaje de Erlendur es tan profundo en el plano personal que es bueno ir viendo su evolución caso a caso. Me encantó la persona de Erlendur desde la primera novela y me encantó el policía que hay en él, su manera de investigar los hechos, de profundizar en las vidas de las personas afectadas y de ser capaz casi siempre de ver más allá de lo que se ve con los ojos o los análisis forenses para adentrarse en los sentimientos de la gente y en el influencia de un medio tan hóstil como el de Islandia en el comportamiento de sus ciudadanos.

    En este caso (realmente no hay caso) Erlendur lleva una investigación extraoficial sobre el suicidio de una mujer, Maria, que se ahorca en su casa de verano junto a un lago islandés. El caso parece muy claro desde el principio porque la mujer había perdido hace dos años a su madre, con la que estaba muy unida, y no acababa de salir de su depresión, obsesionada como estaba por recibir una señal desde el más allá que le indicara que su madre era feliz al otro lado.

    A la vez, y dado que hay poco trabajo en la comisaría, Erlendur, siempre obsesionado por las desapariciones de personas, ya que su hermano pequeño desapareció cuando era un niño y nunca se supo más de el, desempolva de los expedientes aún por cerrar dos casos de desapariciones, la de un joven, David, que lleva desaparecido veinte años, y la de una chica, amante de los lagos, de la que tampoco se tuvo nunca ninguna pista.

    Las novelas de Indridason son pausadas porque su personaje, mantiene conversaciones consigo mismo a medida que va desgranando lo que pudo pasar para que una mujer tan joven se llegara a suicidar, por mucho que estuviera interesada en cuestiones espiritistas o de contactos con el más allá. El policía, en esta ocasión sin el apoyo de sus compañeros, investiga paso a paso la vida de María, de su madre, de la muerte de su padre y, desde luego, a su marido para llegar a un resultado sorprendente pero totalmente coherente y lógico. A la vez, vuelve con gran pericia a encontrar nuevos rastros dejados atrás por los dos desaparecidos que dan un giro, tras veinte años a las desapariciones de ambos jóvenes.

    Me ha encantado de nuevo este policía y la forma en que el autor consigue que se mueva, sus prioridades, sus intuiciones tan certeras y esa manera tan suya de ver más allá de los hechos puros y duros. Además, en este caso, conoceremos a María, a la que el autor nos introduce, como si estuviera viva, y desde luego, a todos aquellos que intervinieron en su vida en uno u otro momento. Y como no, ese frío glaciar que rodea todo, donde el hielo oculta en minutos cuerpos y pruebas de tal manera que es sencillo delinquir y salir impune.


    lunes, 17 de septiembre de 2018



    La verdad es que se nota y mucho la incorporación al trabajo. Esta semana no he terminado los dos libros que andaba leyendo aunque los acabaré a mitad de semana porque los llevo muy avanzados. Por eso, repasando la estantería me he encontrado con El tiempo que nos une de Alejandro Palomas que creo, salvo cambios de última hora, que es el que más me apetece emprender. Me encanta el autor y he leído excelentes críticas de este libro así que lo empezaré con las expectativas altas. Espero que no me defrauden.


    SORTEOS.

    Pedro de El búho entre libros, Manuela de Entre mis libros y yo, Teresa de Leyendo en el bus y Concha y Bea de De lector a lector sortean cuatro ejemplares de Tres mil noches con Marga de Pedro Ramos.





    MªÁngeles del blog Bookeando con MªAngeles sortea un ejemplar de La casa de los amores imposibles de Cristina López Barrio.








    Que paséis una excelente semana lectora.


    jueves, 13 de septiembre de 2018

    de Daphne du Maurier.


    Título: La posada de Jamaica.
    Autora: Daphne du Maurier
    Editorial: Alba Editorial, 2018.
    Páginas: 400.

    SINOPSIS.

    Daphne du Maurier explicaba en una nota preliminar a La posada Jamaica (1936) que la posada a la que alude el título aún seguía en pie y que la novela era el producto de sus fantasías sobre cómo habría sido ciento veinte años antes. 

    Un carruaje que atraviesa los páramos de Cornualles es zarandeado por la tormenta y en él una joven huérfana, Mary Yellan, se dirige al encuentro del único familiar que le queda, su tía Patience, que junto con su marido regenta una lóbrega posada de mala fama... a la cual el cochero apenas se atreve a acercarse. 

    Las tormentas, los páramos desolados, los bandidos y dos mujeres atrapadas en un universo sin ley, saturado de violencia, componen la atmósfera de esta excelente novela, un auténtico clásico moderno que mezcla la fascinación por la oscuridad con una crítica vehemente de la brutalidad doméstica. Fue llevada al cine por Alfred Hitchcock en 1939.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    La verdad es que este libro no era mi objetivo en un primer momento. Mi idea inicial era volver a releer Rebeca y volver a Manderley y a ese paisaje opresivo y nebuloso que tanto me gusta. Pero buscando el libro en mi estantería me topé con éste que aún estaba sin leer y olvidado tras un reciente regalo navideño. Y leer a Daphne du Marier ya por si sólo es garantía de buena lectura aunque el título me tenía por completo despistada.

    Y no. La autora no nos lleva a Jamaica, sino que volvemos con ella a su tierra, a ese Cornualles, a esos páramos llenos de nieblas y pantanos insospechados donde es sencillo perderse y... morir, pero también esconderse si los conoces bien y esconder delitos y crímenes en un lugar donde pocos se adentran porque parecen parajes vivos que te absorben el alma y la vida. Son paisajes que de forma continua me traían a la memoria aquellos otros de Cumbres Borrascosas, con grandes extensiones de terrenos ocultos por la niebla, árboles solitarios que dan más miedo que cobijo y personajes extraños que ocultan cosas y pocas de ellas, buenas.

    A estos parajes, llega un día Mary Yellan, una mujer excesivamente joven que acaba de perder a su madre y su casa y que no tiene otro remedio que ir a vivir con su tía Patience, de la que guarda un gran recuerdo por su jovialidad, su independencia y sus ganas de vivir. Pero su tía se ha casado con Josh Merlyn, que regenta La posada de Jamaica, un lugar antes de mucho trasiego de viajeros y en el que ahora no para ya nadie, y se encuentra con una tía que más que la mujer que ella recordaba, es una sombra de sí misma: sumisa y llena de un miedo continuo que la hace servil hasta la exasperación. Durante el camino de ida ya puede ir viendo por la expresión de las personas a las que les va contando donde va a vivir, que el lugar no iba a ser lo que ella esperaba. Pero la realidad supera con creces incluso a la idea que se ha ido haciendo por el camino.

    La verdad es que durante toda la novela se puede percibir y sentir ese "miedo" que siente la protagonista, un miedo justificado por lo que va descubriendo que ocurre cada cierto tiempo en la posada, el carácter terrible de su tío y el trato que le da a su tía y ese aislamiento terrible que Mary percibe como el mayor problema que tiene si las cosas se tuercen aún más. Aún así, la fortaleza de sus convicciones, la educación recibida por parte de su madre y un deseo irrefrenable por salvar de esa vida a su tía hace que tome decisiones que nos mantendrán en vilo, sobre todo, porque deambula excesivamente por esos páramos en soledad, se confía a algunos desconocidos y no eres capaz de desentrañar quien está detrás de todo lo que ocurre en la posada, más allá del bravucón y temible tío Josh.

    La posada de Jamaica fue escrita por la autora en 1936, pero como en otros libros de esta escritora, esto no es un inconveniente para disfrutarlo y vivirlo que es lo que suelo hacer con las historias de esta autora. Deambular por estos páramos, pasar ese miedo a perderte sin posibilidades de encontrar el camino de vuelta o con la sensación de que va/vas a encontrarte con alguien nada recomendable, una sombra peligrosa de la que no te habías percatado y que de repente asoma cuando levantas la vista. En fin, una tensión que Alfred Hitchcock supo muy bien reflejar cuando acometió la película de este libro, que, sin duda, os recomiendo.


    martes, 11 de septiembre de 2018

    de Leon Uris.


    Título: El paso de Mitla
    Autor: Leon Uris
    Editorial: Ciudad de Libros, 
    Páginas: 416.

    SINOPSIS.

    Gideon Zadock es un novelista de éxito y guionista de Hollywood cuya relación de pareja hace aguas. El protagonista decide hacer un viaje a Israel con su familia con una doble intención: salvar su matrimonio y conseguir material para su próxima novela.

    Nada sale como él esperaba: se enamora hasta los huesos de una superviviente del Holocausto y estalla la guerra del Sinaí.

    En el momento en el que surge el conflicto bélico su familia es evacuada pero Gideon, atrapado en una crisis personal y moral, se alista como paracaidista para aislar el estratégico paso de Mitla.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    No había leído nada de este autor hasta ahora y no ha sido por falta de ganas. Esa especie de olvido que se instala en tu mente cuando la oferta de libros supera con creces a tu tiempo libre para acometer tantas lecturas ha sido la causa principal para que no me pusiera antes con él. Conozco algunos de sus libros por el cine o la televisión y lo cierto es que tanto Éxodo como la serie de QB VII me encantaron, seguramente porque el mal llamado asunto judío, aún por resolver, me resulta de gran interés.

    Paso de Mitla
    León Uris es un escritor estadounidense de origen judío cuyo interés siempre se ha centrado en la formación del nuevo estado judío de Israel desde que terminó la II Guerra Mundial. Como corresponsal de guerra ha vivido de primera mano, no sólo muchas de las barbaridades perpetradas por los nazis contra los judíos, sino que ha estado presente en múltiples ocasiones en los hechos que se van desarrollando para la conformación del nuevo estado de Israel. El paso de Mitla es casi una novela autobiográfica del autor y hace referencia a los hechos que acontecieron en 1956, en la campaña del Sinaí tras la decisión del gobierno egipcio de nacionalizar de canal de Suez, dándole un poder desmedido sobre el mismo. Ante este hecho que amenazaba a las potencias occidentales por lo estratégico del Canal, se apoya una incursión de paracaidistas a través del paso de Mitla, que posteriormente deberían ser apoyados por las potencias occidentales de Francia y Gran Bretaña y los propios comandos israelitas de tierra.

    Aunque pueda parecer un libro de corte bélico, no es así. Aunque una parte refleja la acción en la que participa como invitado el novelista Gideon Zadock junto al grupo de paracaidistas, realmente lo que conoceremos será la vida de éste como heredero de una larga saga familiar de judios. Unos que han desarrollado sus vidas en Estados Unidos tras una tumultuosa huída de Europa; otros que murieron a manos de la Alemania nazi; otros que comenzaron una nueva vida en el nuevo estado de Israel. Consecuencia de todos estos destinos, nos encontramos con un protagonista que necesita conocer de primera mano los hechos, los protagonistas y las vidas de todos aquellos que han forjado la suya propia. Entre medias, dos mujeres: la suya propia, que ha sido su apoyo y sostén cuando anhelaba ser escritor en contra de todas las opiniones familaires y también profesionales del sector editorial y, una superviviente del holocausto nazi que conoce en Tel Aviv, asistente del actual presidente israelita.

    Cada uno de los personajes, los del momento actual en 1956 en que se desarrolla la acción en el paso de Mitla, como los de todos los del pasado familiar de Gideon son apasionantes, sobre todo, las mujeres de la familia, su abuela y su madre en especial. Personajes con una gran fuerza y una gran pasión por la vida que han ido superando situaciones muy duras hasta llegar a Gideon, que casi es un privilegiado al lado de sus antepasados, con las dudas típicas de quien no tiene que luchar ya por mantenerse con vida.

    Una novela llena de acción, sin duda pero también llena de experiencias vivenciales de todos aquellos que sobrevivieron en diferentes lugares al horror nazi y forjaron sus propios destinos, bien en el nuevo Israel, bien en otros países de acogida como Estados Unidos. Todo ello condimentado con el papel tan fundamental que los israelitas tuvieron en la Guerra de Suez de 1956 con la toma del Paso de Mitla en el desierto del Sinaí.


    lunes, 10 de septiembre de 2018



    Buenos días de nuevo!!! Me gustaría decir que mis neuronas están a pleno rendimiento después de este periodo estival, pero deber ser cosa de la edad, porque, aunque he descansado mucho, estoy de un perezoso alucinante para la época.

    Pero bueno, hoy toca de nuevo incorporarse al trabajo y a la actividad rutinaria de este espacio que ya ha estado suficiente tiempo abandonado, aunque haya hecho ya algunas reseñas de este verano. He leído bastante estos meses para lo que suelo leer mensualmente, así que mi lista de reseñas pendientes es todavía larga, pero poco a poco irán saliendo.

    Esta semana continuo leyendo La palabra más hermosa de Margaret Mazzantini, un libro que me habían recomendado mucho y que me está gustando muchísimo. Cuando lo acabe seguramente me pondré con Basada en hechos reales de Delphine de Vigan, uno de esos pendientes que se me ha quedado en la estantería.




    Qué paséis una estupenda semana lectora!!!


    jueves, 6 de septiembre de 2018

    de Alaitz Leceaga.


    Título: El bosque sabe tu nombre.
    Autora: Alaitz Leceaga.
    Editorial: Ediciones B, 2018.
    Páginas: 632.

    SINOPSIS.

    Un secreto oculto en lo más profundo del bosque.
    Una mansión azotada por las olas.
    Dos hermanas enfrentadas.
    Un linaje de mujeres con un don extraordinario.

    A finales de los años veinte del siglo pasado, Estrella y su hermana gemela, Alma, llevan una vida privilegiada como hijas de los marqueses de Zuloaga, propietarios de una casa solariega y una mina de hierro en un pequeño pueblo suspendido sobre el Cantábrico. Crecen rodeadas de fiestas y lujos, pero también marcadas por un poderoso misterio.

    Porque Estrella y Alma no son como las otras niñas: herederas de un extraño don que pasa de generación en generación entre las mujeres de su familia, viven a la sombra de una maldición según la cual una de las dos morirá antes de cumplir los quince años.

    Así arranca esta historia llena de magia y pasión, que nos lleva por medio mundo tras los pasos de su protagonista, una mujer inolvidable que no dudará en hacer todo lo necesario, sin miedo al peligro ni a las convenciones sociales, por defender su tierra y el legado que lleva escrito en la sangre.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    En contra de lo que le ocurre a muchas personas, yo cuando leo la palabra "magia" salgo corriendo a por la lectura que sea porque si hay algo que me gusta es la magia y además, en este caso, acompañada del secreto de un profundo bosque, un acantilado nebuloso y profundo y una gran casa solariega llena de misterios donde vive una familia cuya abuela paterna tiene unos "poderes" que transmitirá a sus dos nietas siendo niñas, Alma y Estrella.

    La verdad es que no pensaba que me iba a encontrar con el novelón que me he encontrado cuando inicié esta lectura pero es de esas lecturas que nada más comenzar a leer ya te atrapa sin remedio y no puedes parar de leer. Aunque no soy muy amiga de catalogar las novelas diría que estamos ante una gran saga familiar con grandes dosis de novela histórica acompañada de un bien armado realismo mágico, del que me considero fan absoluta porque sin desplazar el protagonismo que tiene la historia en sí, lo acompaña y da sentido a esa parte de ficción que encaja y completa a la perfección todas las piezas del puzle.

    La historia comienza en Villa Soledad, nombre en honor de la abuela paterna, una princesa mexicana a la que veremos saltar al acantilado a través de los ojos de sus nietas nada más comenzar la novela y sobre las que recae una especie de maldición por la que se vaticina que una de las dos morirá al cumplir los quince años. Alma y Estrella son aún muy niñas cuando eso ocurre y viven en la gran mansión con sus padres, los marqueses de Zuloaga y Carmen, su criada y niñera, y su pequeña hija Catalina. Junto a ellas, en el pueblo de Basondo, un lugar ficticio en el País Vasco, nos encontramos con una población al uso de los años 20, supeditada al poder y al trabajo que otorga el marqués en sus minas de hierro, que es lo que da de comer a las familias, familias como la de Tomás, el niño pobre que comparte juegos con las dos gemelas.

    No sabría decir si he disfrutado más con la ambientación de la novela, con toda la parte histórica y social de la época que refleja (desde los felices años 20 a la posguerra española) o con los personajes, unos personajes potentísimos, llenos de personalidad, de pasiones que se llevan al límite en todos ellos y que, por ello, van marcando los acontecimientos que se van narrando, incluso, a pesar de los hechos externos e históricos que van ocurriendo en su entorno. Lo cierto, es que la autora, para ser su primera novela, me ha envuelto con sus hilos desde la primera página y no he podido dejarlos hasta llegar al desenlace y abandonarlos con esa especie de nostalgia que luego te gusta recordar. Con ellos, no sólo comenzaremos en la costa vasca, con ese mar bravío que parece que te habla en diferentes tonos dependiendo del estado de ánimo, sino que penetraremos en ese bosque oscuro donde los árboles se cierran a tu paso, las plantas te atrapan y los límites son completamente difusos, siempre acompañados de un gran lobo negro que sigue a las gemelas allá donde van, vigilante y amenazador. Pero también, viajaremos al desierto californiano, a respirar el carácter opresivo del polvo rojo, de la sed en las gargantas secas del ganado y de ese sol que intenta arrancarnos el pellejo a tiras para expulsarnos cuanto antes de un terreno usurpado a sus legítimos dueños, los aborígenes. Y a Madrid, donde la naturaleza deja de protegernos y con mucho esfuerzo, los personajes intentan sobrevivir a lo urbano, al misterio de unas calles que ocultan miseria y miedo para abrirse a la opulencia y al despilfarro de las clases vencedoras.

    Personajes potentes, con un marcado carácter, cada uno con sus objetivos personales muy asentados y que intentan todos ellos conseguir a lo largo de sus vidas con mejor o peor acierto, pero convencidos todos ellos del camino que han de seguir para conseguir sus fines. Destaca Estrella entre todos ellos, desde luego, pero el resto cada uno en su espacio no plantean cuestiones diferentes aunque su modo de pensar y de actuar difiera de la contundencia de ella, porque ella realmente los diluye al resto por su fuerza y por ese poso de la infancia que la hace parecer más decidida y más egoísta. Me he quedado con las ganas de conocer más de la historia de la abuela Soledad pero supongo que debe ser motivo de otra novela a poco que se parezca a la historia de sus nietas.

    He disfrutado a más no poder de esta novela. Me ha cautivado la forma en que está escrita, el devenir histórico por el que transita, los escenarios y esos personajes que lo llenan todo allá donde están y ese toque de magia que hace que las cosas encajen o se trastoquen para cumplir profecías o maldiciones que encajan perfectamente en el lugar en el que suceden.

    ¡¡ No os la perdáis !!


    martes, 4 de septiembre de 2018

    de Elizabeth Strout.


    Título: Olive Kitterige
    Autora: Elizabeth Strout.
    Editorial: Duomo, 2018.
    Páginas: 336.

    SINOPSIS.

    Premio Pulitzer 2009. Olive Kitteridge es una maestra retirada que vive en un pequeño lugar de Maine, en Nueva Inglaterra. A veces dura, otras paciente, a veces lúcida, otras abnegadamente ciega, Olive lamenta las transformaciones que han agitado el pequeño pueblo de Crosby y la deriva catastrófica que va tomando el mundo entero, pero no siempre se da cuenta de los cambios menos perceptibles que afectan a las personas más cercanas: la desesperación de un ex alumno que ha perdido las ganas de vivir; la soledad de su hijo, que se siente tiranizado por los irracionales caprichos maternos; y la presencia de su marido, Henry, que vive su fidelidad conyugal como una maldita bendición. 

    Mientras la gente del lugar va afrontando sus problemas, sean leves o graves, Olive va tomando conciencia de sí misma y de las personas que la rodean, muchas veces dolorosamente, pero siempre con una honestidad entrañable.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Este es el tercer libro que leo de Elizabeth Strout. El año pasado leí y reseñé Todo es posible, una novela escrita al estilo limpio de la autora que nos coloca ante un gran número de personajes que habitualmente pasan desapercibidos aunque convivan cerca de nosotros. Y el anterior, Me llamo Lucy Barton, una historia madre-hija que me conmovió y que me convirtió en fan incondicional de esta autora y de esta manera de escribir sobre los sentimientos de la gente corriente.

    Por este motivo, no tuve ninguna duda a la hora de adentrarme en esta novela de la autora. La misma viene avalada además por el éxito de la miniserie que del libro se hizo y por haber ganado el Premio Pulitzer 2009, y eso que yo no soy mucho de secundar lecturas en función de si han ganado un premio o no. Pero Elizabeth Strout ya me tiene ganada, repito, por su manera de escribir tan limpia y sencilla, tan cercana al día a día de la gente corriente, esa gente a la que parece desde fuera que no le ocurren cosas relevantes ni salen en los medios, pero que viven con intensidad sus vidas y aprecian todavía lo que les ocurre a sus vecinos y conocidos.

    Olive Kitterige es una maestra jubilada con un carácter irrascible, una cascarrabias en toda regla, que convive con su marido, Henry, un sol de hombre, cariñoso y paciente. Parecen ser el ejemplo claro de que los polos opuestos se atraen porque nadie se explica como dos personas tan contrapuestas pueden llevar conviviendo tantos años, ni siquiera su hijo aguanta el carácter de su madre. Sin embrago, y en contra de lo que pudiera pensarse ambos continúan enamorados el uno del otro y se comprenden sólo con mirarse.

    Con este personaje principal, la autora construye una historia compuesta de más de diez relatos/historias de los vecinos de esta singular maestra en una estructura curiosa ya que aunque son historias, de algún modo, independientes,Olive Kitterige siempre aparece en ellas, aunque sea de pasada sirviendo al narrador de nexo de unión, de hilo conductor de toda la historia de la novela. Como siempre, la autora se recrea en las vidas de los vecinos de una localidad de Maine, de donde ella es originaria, llamándonos la atención sobre sus vidas, sus anhelos, sus sueños por cumplir y el paso de la vida por cada uno de ellos, incluida la propia Olive.

    No soy una lectora aficionada a los relatos pero lo cierto es que como en novelas anteriores de la autora me ha cautivado su forma de narrar, esa manera sencilla y a la vez cautivadora de nombrar las cosas y los sentimientos y en los que cada palabra escrita, lo es porque es importante para definir al personaje o el contexto en el que se mueven. Una manera de contar situaciones y problemas tan cercanos que por si solos definen y marcan la vida entera de quienes los viven y padecen.

    En definitiva, he degustado sorbo a sorbo esta novela, esta ristra de problemas y vivencias cotidianas que la autora me ha descubierto con su forma de narrarlos y unos personajes totalmente entregados a vivir plenamente sus vidas, con todo lo que eso conlleva de sufrimiento y felicidad.


    jueves, 9 de agosto de 2018

    de Toni Aparicio.


    Título: La mala semilla.
    Autor: Toni Aparicio.
    Editorial: Suma, 2018.
    Páginas: 424.

    SINOPSIS.

    La carrera de la teniente Beatriz Manubens es una de las más prometedoras de la UCO, sin embargo, la muerte accidental de un menor durante un tiroteo hace que se sienta incapaz de volver a empuñar un arma. Completamente abatida regresa a Albacete, su tierra natal, para esconderse del mundo.

    Juan Cebreros, brigada de la Guardia Civil en Riópar encuentra el cadáver de una mujer que presenta grandes signos de violencia en el nacimiento del río Mundo. Anabel Ramos, la víctima, se perfila como una completa desconocida para los lugareños. De ella solo se sabe que vivía en una casa rural con Adrián, su hijo, un niño de seis años al que parece haberse tragado la tierra.

    La desaparición de Adrián se convierte de inmediato en noticia y es portada de todos los medios de comunicación y todo el mundo coopera para encontrarlo lo antes posible. Consternada, la teniente Manubens descubre que la mujer asesinada fue una de sus mejores amigas de la adolescencia. En una carrera contrarreloj intentará hacer lo posible por encontrar al pequeño con vida, mientras lucha contra sus propios demonios.

    Toni Aparicio construye un thriller trepidante, donde el horror no está reñido con la esperanza. La mala semilla es una novela vibrante que golpea y sacude, una muestra de la barbarie humana y a la vez de su capacidad de resiliencia capaz de recuperar la esencia de las buenas personas.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Tengo que reconocer que trasladarse mentalmente al Río Mundo y sus maravillosas cascadas en plena "ola de calor" y desde este horno natural que es Extremadura en el verano, ha sido todo un suplicio pero también un anhelo, un sueño de esos que me empujan en más de una ocasión a visitar parajes que desconocía totalmente. Como a mucha gente, a mi de Albacete sólo me suena eso de que allí se hacen navajas de gran calidad. Por lo demás, nunca pensé en esta provincia como destino turístico y por lo que veo tiene parajes poco explotados como suele pasar en muchos lugares de nuestra geografía. Dicho y anotado queda este maravilloso lugar en el que  Toni Aparicio coloca el escenario del crimen y su posterior investigación, algo que a mi personalmente me ha encantado. Soy muy amiga de la descentralización en todos los sentidos y, en este caso, el ámbito rural resulta idóneo para ocultar un crimen que al final no deja de ser fruto de la naturaleza humana más que de la naturaleza del lugar.

    En un paraje sin igual, Anabel ha sido asesinada y su hijo, pequeño aún, ha desaparecido en ese entorno que para un niño tan pequeño y con ese frío, puede significar la muerte si no se le encuentra con rapidez. Precisamente por esa alarma social de la que hacemos gala los españoles, se pone rápidamente en marcha un dispositivo de búsqueda del niño y del asesino en manos de la Guardia Civil del lugar con Cebreros a la cabeza y posteriormente, de la UCO, que toma el mando de la investigación. Junto a ellos, conoceremos a Beatriz Manubens, teniente de la UCO, que se encuentra en casa de sus padres en Albacete de baja laboral, ante un suceso previo que la atormenta y del que aún está en tratamiento psicológico, o, al menos, eso intenta. Beatriz se ve implicada personalmente en el caso porque conocía a la víctima, a su madre y compartían amigos en común desde la infancia prácticamente, cosa que la hace implicarse en la investigación de forma directa pero al margen de sus mandos.

    El tandem Beatriz y Cebreros me ha encantado y creo que es una pareja que da mucho juego porque ambos se compenetran perfectamente y comparten inteligencia, intuición, sentido de la lealtad y compromiso mutuo por conocer la verdad que se esconde ante los hechos que parecen más lógicos. Cebreros comprende perfectamente la situación por la que está pasando la teniente, por la que siente un gran respeto profesional y Beatriz se da cuenta enseguida de que tiene ante sí a un Guardia Civil con una gran capacidad para la investigación y la intuición suficiente para llegar hasta el final del asunto junto a ella, al margen de la bravuconería que los rodea a los dos por parte de los mandos de la investigación oficial. Una pareja curiosa y bien compenetrada que explota al máximo ese fino hilo que los une.

    Junto a ellos, una serie de secundarios muy potentes que van apareciendo en la trama, a veces con el mismo sentido de la investigación y otras como "miguitas de pan" que el autor nos va dejando para llevarnos a la conclusión del caso. He sospechado de algunos de ellos durante la lectura pero lo que no me esperé nunca fue el final que me dejó muda durante un buen rato, recapitulando lo leído. Así que sí, el autor me ha sorprendido con un final que a mi personalmente me ha parecido bien montado y lo suficientemente hilado como para que encaje perfectamente en la ristra de datos que nos ha ido desgranando poco a poco a lo largo de la novela.

    En definitiva, estamos ante una novela policíaca con un buen ritmo, una buena trama y un final sorprendente y bien armado, por no decir que se desarrolla en un paraje emblemático de Albacete que "te quita el hipo de golpe". Unos personajes con mucha solvencia y tan bien perfilados que consiguen que, a pesar de las pistas que te muestran, no veas lo que sólo ven los profesionales con su investigación. Una novela muy recomendable y entretenida que no te deja un respiro hasta llegar al desenlace.


    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...