martes, 18 de junio de 2019

de Toni Hill.


Título: El verano de los juguetes muertos
Autor: Toni Hill.
Editorial: Debolsillo, 2015.
Páginas: 368.

SINOPSIS.

En una ciudad donde nadie dice lo que piensa, un policía busca la verdad. Tres muertes inexplicables Dos promesas de venganza. Un verano sofocante. 

El inspector Héctor Salgado lleva semanas apartado del servicio cuando le asignan de manera extraoficial un caso delicado. El aparente suicidio de un joven va complicándose a medida que Salgado se adentra en un mundo de privilegios y abusos de poder. 

Héctor no solamente deberá enfrentarse a ello sino también a su pasado más turbio, que en el peor momento y de modo inesperado vuelve para ajustar cuentas. 

Los sueños, el trabajo, la familia, la justicia o los ideales tienen un precio muy alto, pero siempre hay gente dispuesta a pagarlo.

IMPRESIÓN PERSONAL.

He leído dos libros escritos por este autor: Los ángeles de hielo y Tigres de cristal. Dos libros que me gustaron mucho, de modo que compré, sin duda alguna, la Trilogía de novela negra protagonizada por el inspector Héctor Salgado. Me gusta como escribe Toni Hill. Tiene un lenguaje muy directo pero también muy rico y variado, sobre todo, a la hora de describir los entornos en los que se mueven los personajes y describir los estados de ánimo que los acompañan en cada una de las situaciones. Casi diría que, con independencia de las tramas y los personajes, es su modo de contar las distintas situaciones, lo que influye de forma decisiva en que continúe leyendo. Si además trama y personajes acompañan, el éxito de la novela es algo asegurado en mi caso.

Esta es la primera novela de la Trilogía protagonizada por Héctor Salgado, inspector de los Mossos de Esquadra en Barcelona, que acaba de llegar de unas vacaciones forzosas en su país de origen, Argentima, porque tiene un expediente disciplinario abierto por propinarle una paliza a un delincuente relacionado con la trata de blancas. Es buena persona, un poco rancio en algunas ocasiones con sus propios compañeros, muy sagaz e intuitivo, pero a veces pierde los papeles ante la injusticia. Héctor acaba, además, de separarse hace poco tiempo de su mujer Ruth, que lo ha abandonado por una nueva compañera y comparte con ella un hijo, Guillermo, de modo que su humor a lo largo de esta primera novela no es precisamente el de una persona feliz.

En realidad, la novela tiene dos tramas que se desarrollan en paralelo. Una primera, la que tiene que ver con el inspector directamente, porque la persona a la que propinó una paliza aparece muerta y él se convierte, evidentemente, en el primer sospechoso. Y una segunda, un caso, en apariencia sin mayor importancia, el accidente o suicidio de un joven adolescente de una buena familia de Barcelona, que cae desde el tejado de la buhardilla de su casa, el lugar donde solía fumar a escondidas. Cuando Héctor Salgado y la nueva compañera que le asignan, Leire Castro, novata en el cuerpo pero con expediente de altura, se ponen a entrevistar al círculo más cercano del difunto muchacho, comienzan a vislumbrar que no todo lo que algunos personajes cuentan es lo que en realidad ocurrió en ese tejado.

Me han gustado mucho las dos tramas, sobre todo, la segunda porque se va dibujando paso a paso por parte de la nueva pareja de trabajo como se va desenredando la madeja hasta llegar al desenlace final, que a mi personalmente, me ha sorprendido. Creo que ambos policías se complementan muy bien porque los dos son muy independientes en lo que hacen, toman sus propias decisiones y cuando han de hacerlo juntos, cada uno representa a la perfección el papel que le toca. Supongo que el encaje será mayor en las dos novelas siguientes, pero el comienzo de la relación laboral entre ambos ha marcado perfectamente que los dos van mucho "por libre", que actúan mucho de forma independiente, basándose en la gran intuición que poseen ambos.

En definitiva, una buena novela policíaca, de esas que no puedes dejar de leer hasta llegar al final, un final que no solo te sorprende y te deja con la boca abierta, sino que te deja con unas ganas inmensas de leer la novela siguiente de inmediato porque aunque el libro es autoconclusivo, en las últimas páginas te deja un cliffhanger que te genera el ansia de continuar en compañía de estos personajes.


lunes, 17 de junio de 2019



Esta nueva semana sigo leyendo las dos mismas novelas que comencé la semana pasada: Papel y tinta de María Reig y Ponte en mi piel de Emma Lira. Los llevo los dos muy avanzados y supongo que los terminaré a mediados de la semana de modo que me gustaría comenzar a leer La carcoma de Daniel Fopiani, un libro que duerme en mi estantería desde que se publicó en 2017.



Que paséis una buena semana!!!




jueves, 13 de junio de 2019

de Félix J. Palma.


Título: El abrazo del monstruo
Autor: Félix J. Palma
Editorial: Destino, 2019
Páginas: 736.

SINOPSIS.

Diego Arce es un reconocido escritor de novelas de misterio que no atraviesa su mejor momento. Desde la publicación de su primera novela, que lo catapultó a la fama, no ha conseguido reproducir el mismo logro y, después de muchas presiones y de otros tantos fracasos literarios, accede a los ruegos de su editor para resucitar en una nueva entrega al personaje al que debe su éxito: un psicópata apodado «el Monstruo» que secuestraba a niñas en la Barcelona modernista.

Pero una noche, mientras Diego y su mujer asisten a una fiesta, alguien decide llevar la ficción a la realidad y revivir al Monstruo secuestrando a la hija de Diego, Ariadna, de siete años, y en un juego macabro, proponer a Diego tres pruebas que deberá superar en directo a través de internet, si quiere recuperar a su hija. Comienza así una terrible carrera en doble dirección para descubrir quién está detrás del secuestro. Al mismo tiempo que debe demostrar al mundo hasta dónde es capaz de llegar para salvar a su hija, Diego también tendrá que reconstruir su vida, con la ayuda de su mujer y del inspector Gerard Rocamora, para descubrir en su pasado quién puede desearle tanto mal.

Una historia sobre los terrores y fantasmas de la infancia y cómo se proyectan hasta el hombre adulto. Una historia de superación, de amor y de enfrentamiento a nuestros miedos más profundos. ¿Qué serías capaz de hacer para salvar a tu hija?

IMPRESIÓN PERSONAL.

Me acerqué a esta novela después de leer tan buenas críticas sobre ella y tengo que reconocer que las buenas críticas eran muy merecidas. He disfrutado muchísimo esta trama tan negra, tan gótica, tan de Barcelona y con esos personajes tan reales que en más de una ocasión me han confundido, justo lo mismo que me pasa en la vida real. Además ese gran toque de metaliteratura que lo impregna todo añade un punto de desasosiego mayor a toda la historia.

Que el personaje de una novela se haga realidad no debería sorprendernos cuando ya tenemos más que superada la fase de la Historia Interminable en la que el protagonista del libro se introduce dentro de la novela, de modo que esto de entrar y salir de los libros es una prueba que cualquier buen lector ya tiene superada. Pero que quien "salga" de tu novela sea el peor y más temible personaje que se te ha ocurrido crear, es ya otro "cantar". Eso es lo que le pasa a Diego Arce, un escritor venido a menos, que tuvo un enorme éxito con su novela "Sangre y ámbar" en la que "El Monstruo" era el gran personaje que mataba a niñas de siete años si sus padres no conseguían pasar una serie de pruebas, prácticamente imposibles de superar. Pues bien, ese Monstruo (o alguien que actúa como él) secuestra a su hija Ariadna de siete años y Diego, como el resto de padres de su novela deberá enfrentarse y superar tres pruebas si quiere que su hija sobreviva al secuestro.

No faltan en esta novela sospechosos, engaños, ocultaciones y secretos insospechados que te hacen ir dando tumbos al ritmo frenético en que está narrada toda la historia. Eso sin contar el regodeo del Monstruo al que vemos actuar doblemente: en tiempo real con el secuestro de Ariadna y en el pasado, en la época modernista de la ciudad de Barcelona, en la novela Sangre y ámbar, que ocupa capítulos independientes de la novela.

En momentos tan trágicos como estos es cuando las mayores bondades y miserias de las familias salen a la luz. La desaparición de un hijo marca en muchas de ellas el punto de inflexión que lleva en poco tiempo a que una pareja se separe y, en este caso, tanto Diego Arce, el padre, como Laura, la madre tienen mucho que ocultar y se han ocultado mucho durante muchos años, del mismo modo que muchos de sus amigos o conocidos cercanos. Tantas ocultaciones, mentiras y secretos hace que la sospecha del lector vaya cambiando de uno a otro, aunque sea en cuanto a la motivación del secuestro de la niña, hasta que he conseguido desentrañar por el grado de maldad al responsable. Desde este punto de vista, los personajes están perfectamente retratados y consiguen transmitirte esa duda probable en el ámbito de los motivos de la desaparición de la niña.

En conclusión, una novela adictiva y negra, muy negra, que saca a relucir los mayores miedos que puedes acumular desde la infancia, esos que poca gente entiende por muy cercana que te sea. Una novela con una estructura muy interesante y hasta original a la que una se adapta fácilmente sin que interfiera en la comprensión de lo que está pasando.


martes, 11 de junio de 2019

de Tracy Chevalier.


Título: Las huellas de la vida
Autora: Tracy Chevalier
Editorial: Duomo, 2019
Páginas: 387.

SINOPSIS.

LA HISTORIA DE DOS MUJERES INOLVIDABLES
QUE SE ABRIERON CAMINO EN UN MUNDO
DOMINADO POR LOS HOMBRES

Antes de que Darwin escandalizara al mundo entero con sus teorías sobre el origen de las especies, hubo alguien que ya dudaba, buscaba, hacía preguntas…

En las playas llenas de fósiles de la costa inglesa, Mary Anning, una muchacha pobre y sin educación, y la huraña Elizabeth Philpot, una solterona de clase media, trabarán amistad, unidas por una misma pasión: el deseo de buscar las huellas de la vida en los fósiles y revelar así la historia secreta de nuestro pasado.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Tengo que reconocer que me encanta Tracy Chevalier. Es una autora que consigue envolverme en sus historias con su forma de escribir, tan delicada y a la vez tan cercana sin perder ese toque de elegancia que me atrapa siempre sin remedio, por muy dispar que sea la temática que toque en sus novelas. Me cautivó con La joven de la perla, un libro que leí hace muchos años y recientemente con La voz de los árboles, cuya temática nada tiene que ver con áquel y tampoco con esta lectura que hoy os traigo.

En esta ocasión, la autora nos presenta a dos mujeres, dos grandes mujeres olvidadas por la historia, sobre todo a Mary Anning, que mucho antes que Darwin lanzara su famosa teoría sobre la evolución de las especies, ya se hacían preguntas y creaban su propia opinión sobre la historia de las especies basándose en los fósiles que iban recogiendo en las playas de Lyme. Evidentemente nadie les hacía caso alguno, sus opiniones eran un escándalo para el orden establecido y, sobre todo, para las teorías religiosas de la época y del lugar, sufrían toda clase de críticas y comentarios despectivos, aislamiento social por realizar un trabajo "escasamente femenino" y cuando algún hombre se tomaba algún interés en su trabajo, las utilizaba en beneficio propio adjudicándose opiniones y hallazgos que no le correspondían.

La historia que nos trae Tracy Chevalier comienza cuando tres hermanas solteras que viven en Londres con su hermano son prácticamente "desterradas" de la casa familiar a la costa de Lyme, lugar de veraneo, a una pequeña casita, para que su hermano pueda vivir independiente con su nueva esposa en la casa familiar de Londres. Tres mujeres que dependen de la decisión del único varón de la familia que es quien hereda los bienes familiares y que por estar solteras suponen una carga. Entre ellas, la autora da relevancia en la historia a Elizabeth Philpot, la hermana cuya pasión es la recogida de fósiles para coleccionar y con una gran curiosidad sobre los orígenes y la evolución de la vida. Junto a ella, conoceremos a Mary Anning y a su familia, una chica de familia pobre que se dedica a buscar fósiles para venderlos a los turistas y que gracias a su experiencia en la materia acaba siendo un referente a la hora de explicar el pasado de las especies. Las dos mujeres se hacen grandes amigas y, sobre todo, Elizabeth se empeña y consigue que tantos y tantos hombres estudiosos e interesados en la paleontología acaben reconociendo la labor de Mary y su importancia para la investigación, consiguiendo que su nombre aparezca en las piezas que se exponen en los museos londinenses. Como tantas otras mujeres, esta es la historia de unas mujeres que han sido ocultadas por la Historia que ha sido escrita por hombres. Mentes privilegiadas y un esfuerzo superlativo que ha sido ocultado en los libros en los que solo han aparecido hombres que tenían acceso a todos los medios, sobre todo, económicos y de poder, inaccesible siempre para ellas.

Con independencia de la trama de la novela, una trama tranquila y apacible, llena de la misma paciencia que se necesita para encontrar los fósiles, me ha encantado esa manera tan sensible y tan cercana que tiene la autora de dibujarnos a las protagonistas. Las he sentido tan cercanas que pareciera que estuviera buscando fósiles a su lado y me he alegrado cuando encontraban alguno relevante y me he enfadado cuando las ignoraban o las criticaban por el trabajo realizado. Precisamente esa cercanía se profundiza con el ritmo de la novela que va cambiando en función de que sea Mary o Elizabeth quien nos cuente en primera persona lo que va ocurriendo. Es una apuesta arriesgada por parte de la autora porque ambas protagonistas son diferentes tanto en clase social como en educación y perspectivas aunque la fuerza de la búsqueda de los fósiles, que es lo que las une es tan potente, que ambas confluyen si problema alguno.

En definitiva, he disfrutado mucho de la lectura de otra novela de Tracy Chevalier. Una novela llena de sensibilidad pero también con una fuerte reivindicación de trasfondo, una ambientación que ha despertado muchísimo mi curiosidad sobre este mundo tan desconocido de la paleontología en el que las mujeres fueron punteras antes de que irrumpieran los grandes hombres que han pasado a la historia, ocultándolas injustamente, y una novela tranquila que te aporta una serenidad que solo una autora como Chevalier puede conseguir con su forma de escribir y su buen gusto.


lunes, 10 de junio de 2019



Hace casi un mes que tengo el blog sin actividad. Entre problemas familiares y exceso laboral por tanto proceso electoral seguido, ni he tenido tiempo ni ganas de escribir nada y cuando lo he tenido me apetecía más realizar otras actividades, entre ellas, leer desde luego. Tampoco he tenido tiempo de visitar vuestros blogs y ha sido tal la desconexión que cuando he ido a una librería para regalarme unos libros, me faltaban referencias porque no había leído ninguna de vuestras opiniones.

Parece que todo está un poco más estable, en principio, aunque los asuntos familiares están aún ahí amenazando tristes tiempos. Es lo que suele pasar cuando nuestros mayores ya son muy muy mayores y se van acercando a ese final irremediable hacia el que vamos todos. Pero espero que el próximo susto se haga esperar una buena temporada.

Dicho esto, voy a intentar retomar la actividad del blog, sobre todo, porque lo echo mucho de menos y os echo mucho de menos a tod@s. Esta semana la comienzo leyendo dos libros que han tenido buenas críticas en la blogosfera: Ponte en mi piel de Emma Lira y Papel y tinta de María Reig. He empezado a leer los dos y la verdad es que de momento ambos me tienen encantada. Ya os contaré.

También publicaré la reseña de varios libros. Como os podéis imaginar el retraso acumulado que llevo es de aupa, pero bueno, poco a poco irán saliendo si nada se me vuelve a cruzar de nuevo.

#Buenasemana


lunes, 13 de mayo de 2019



Esta semana continuo leyendo El abrazo del monstruo de Félix J. Palma. No me ha dado tiempo a leer mucho por problemas familiares. Sin embargo, la semana pasada comenté que iba a comenzar a leer el nuevo libro de Carmen Mola, pero se me ha cruzado por medio El idioma de los recuerdos de Antonio Gómez Rufo, autor con el que vuelvo de nuevo a ese Madrid que también conoce y dibuja este autor. Apenas he comenzado a leerlo.

También quiero acercarme esta semana a la Feria del Libro de Badajoz.

#buenasemanalectra


viernes, 10 de mayo de 2019

de Alfonso del Río.


Título: La ciudad de la lluvia
Autor: Alfonso del Río
Editorial: Destino, 2018
Páginas: 624.

SINOPSIS.

Un misterio sin resolver. Un oscuro secreto del pasado.
Nadie puede esconder la verdad para siempre
Bilbao, 1983 – Berlín 1941.

En el Bilbao de principios de los años ochenta, tres misteriosas muertes unirán los destinos de varios personajes sin conexión aparente. Alain Lara, un joven y prometedor jugador del Athletic, descubre una vieja fotografía de los años cuarenta que su abuelo Rodrigo había mantenido siempre oculta. De todos los personajes que aparecen en ella Alain reconoce a su abuelo, junto a un también joven Ignacio Aberasturi, el gran empresario bilbaíno y actual candidato a la presidencia del Banco del Norte. La repentina y extraña coincidente desaparición de ambos, junto con otros sucesos, lo llevará a una investigación que se remontará a un pasado oculto.

En un intento por entender lo que sucede, Alain contactará con María, la hija y heredera del imperio Aberasturi, y junto a ella tejerán los hilos del pasado que unieron a sus familias en los años del Berlín nazi, en busca de respuestas. Pero lo que obtendrán serán más preguntas, más dudas, más sospechas.
¿Qué pudo unir hace más de cuarenta años a estos dos hombres cuyas vidas nunca más volvieron a cruzarse? ¿Quiénes son los demás personajes que aparecen retratados junto a ellos? ¿Quién y por qué anda detrás de ellos?

La ciudad de la lluvia es un thriller que reúne lo mejor y lo peor que anida en el ser humano. Es una historia sobre el poder magnético de la ambición, el amor y la complicidad entre las personas, y que nos muestra que la cara oculta que todos tenemos no puede permanecer indefinidamente en la sombra.

IMPRESIÓN PERSONAL.

"Yo creo que las banderas han traído muchos problemas en este mundo. Y las banderas, en general, han sido motivo de confrontación más que de unión. Por tanto, si de mi dependiera, yo no pondría ninguna. Así de claro. Yo tengo la mía, pero es personal. ¿Qué bajo una bandera se ha unido gente? Si, pero enfrentándose a otros" (Iñaki Azkuna).

Hace años tuve la gran suerte y el privilegio de conocer a Iñaki Azkuna cuando era Alcalde de Bilbao. Uno de los alcaldes de España y del mundo más emblemáticos, coherente y humano que han existido, reconocido y querido no solo por su ciudad, sino fuera de ella. Hoy en día es difícil, por no decir imposible, ser fan de un político pero yo fui fan de este hombre (y lo sigo siendo) y de otro también ejemplar, Tierno Galván. Me ha encantado que el autor lo introduzca como secundario en el libro para que la memoria perdure. Y hay mucho secundarios reales que aparecen en este libro (Clemente, Zubizarreta, Del Bosque, Segurola, Hitler, Goebbels) perfectamente encajados entre los personajes de ficción y la trama presente y pasada de la novela.

Dicho lo anterior, La ciudad de la lluvia, un título precioso, por cierto, me ha encantado y he disfrutado de su lectura desde el primer al último capítulo, sin que en ningún momento haya partes o zonas en los que haya perdido intensidad mi interés. A mi me encanta Bilbao y todo el País Vasco y me gusta la manera de ser de esos vascos bilbaínos que con su humor tan peculiar me han hecho sonreír en tantas ocasiones y, en esta novela, el autor recoge y recrea a la perfección esa manera de ser de los bilbaínos, ese orgullo de ciudad que siempre les acompaña, esa peculiaridad del Athletic de la que tanto presumen y que mantienen por encima de títulos y triunfos. La ciudad, la lluvia, la forma de ser de Bilbao se cuela en cada capítulo, en cada diálogo y en la forma de comportarse de todos los personajes que beben de ese carácter tan característico. La ciudad de la lluvia, La ciudad de los ojos grises, que mencionaba otro autor, una ciudad que pasó del gris tenebroso a reformularse en la luz y el color que desprende actualmente.

La novela contiene tres tramas interrelacionadas a pesar de que ocurren en tiempos temporales diferentes y con generaciones entremezcladas entre infancia de algunos y vejez de otros. En medio, hijos, hijas, nietos y nietas que desean conocer el pasado de sus antepasados cuando ya es demasiado tarde, como nos suele pasar siempre. Por un lado, en 1983 conocemos a Alain Lara, famoso jugador del Athletic de Bilbao que acaba de perder a su abuelo Rodrigo ahogado en las inundaciones que acontecieron en la ciudad en agosto de ese año realmente, y a María Aberasturi, hija del gran empresario y banquero Ignacio Aberasturi que también acaba de fallecer en un incendio aparentemente accidental, poco tiempo después de que su Jefe de Contabilidad, también falleciera en su casa por otro accidente eléctrico. Tres muertes accidentales en muy poco tiempo de tres personas que aparecen en una fotografía junto a un niño y un militar de espalda en un aeródromo en 1941. Y tanto Alain como María, además de Lucas Bieda, un policía de la ciudad, que investiga estos casos después de recibir algunas notas anónimas que lo animan a ver más allá de muertes accidentales. Por otro lado, Nos encontramos con la historia que nos va escribiendo en primera persona David Schaffer, un personaje con el ego por las nubes, engreído, ambicioso y, según él, el mejor abogado del mundo, que nos comenta desde el inicio que cuando termine de escribir su vida, morirá con toda seguridad. Y en tercer lugar, se nos cuenta lo que ocurre en Berlín en 1941 entre el llamado Extranjero y los nazis, una historia que tendrá todo que ver con lo que está aconteciendo en las vidas de todos los personajes anteriores, incluidos los muertos "accidentalmente" Una historia compleja pero perfectamente hilvanada de tal manera que poco a poco se va desgranando el presente de 1983 a partir de un pasado del que parece que solo queda una fotografía en la que casi todos están ya muertos.

No tengo más que recomendaros esta novela. A mi me ha encantado, no solo personajes y trama, sino la ambientación en la que todo ocurre, la de Berlín de esos años oscuros de la II Guerra Mundial y la de Bilbao, esa ciudad gris donde la lluvia intentaba limpiar el propio gris de la ciudad de aquellos años 80.

miércoles, 8 de mayo de 2019

de Eva García Saénz de Urturi.


Título: Los señores del tiempo
Autora: Eva García Saénz de Urturi.
Editorial: Planeta, 2018.
Páginas: 448.

SINOPSIS.

Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, se publica con gran éxito bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.

Victoria, 1192. Diago Vela, el legendario conde don Vela, retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu.

Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que siguen un modus operandi medieval. Son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo: un envenenamiento con la «mosca española» ―la Viagra medieval―, unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el «voto de tinieblas» y un «encubamiento», que consistía en lanzar al río a un preso encerrado en un tonel junto con un gallo, un perro, un gato y una víbora.

Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor. 

IMPRESIÓN PERSONAL.

Esta es la última novela de la Trilogía de La Ciudad Blanca protagonizada por el inspector Unai López de Ayala, Kraken, experto en perfilación criminal. Una novela que mezcla la novela policíaca, el thriller y la novela histórica, además de la metaliteratura, ese género que tanto nos suele gustar a los lectores. Y es que la novela que nos trae en esta ocasión la autora nos va narrando, no solo la investigación criminal que llevan Kraken y sus compañeras de Vitoria, sino que además nos va contando lo que se refleja en una publicación denominada Los señores del tiempo, sobre los hechos que acontecen  1192. Además las personas que hemos leído algunas novelas más de la autora antes de introducirse en esta Trilogía, reconoceremos a otros personajes que aparecen y que forman parte de La saga de los logevos, unos personajes que me ha gustado recuperar de mi memoria.

Me ha gustado el cierre de la Trilogía en general aunque he de reconocer que esperaba bastante más de esta última novela. Hay una excelente y esforzada labor de documentación, no cabe duda,  y tras esa ardua labor una historia de corte histórico muy interesante pero que, en más de una ocasión, ha hecho que me perdiera de la historia principal. Es posible que sea culpa mía y que la novela en toda esa parte necesitara de una mayor atención por mi parte de la que he podido prestar, pero la verdad, es que alguna vez me he liado y he tenido que volver sobre mis pasos para no perderme algo que, a lo mejor, era relevante para entender el final. Pero no, porque he llegado al desenlace final antes de terminar la novela y ya sabéis que yo en esto no soy muy aguda precisamente.

Por otro lado, he de reconocer que sigo siendo una fan de Kraken, pero, sobre todo, de su abuelo y que me gustaría encontrarme con este personaje más adelante aunque sea fuera de esta Trilogía. Me encanta esa especialización de perfilador criminal que tiene y creo que podría dar mucho  juego en sucesivas novelas si se aprovecha ese potencial. En esta novela vuelve a salir a colación su situación personal y familiar, nuevos planteamientos de vida que pueden ser decisivos para su trabajo. El caso que tiene ante si en esta ocasión resulta complejo y bastante más escabroso que los de anteriores novelas y ancla sus raíces en el pasado medieval de la ciudad. En realidad, la autora nos ha traído a colación dos historias en una; dos historias que perfectamente se podrían leer por separado con dos narradores independientes, cada cual contando su parte de la historia.

En conclusión, un buen cierre para esta Trilogía. Unos personajes que me gustaría volver a encontrar formando parte de una serie específica y una ciudad mágica que inspira todo tipo de leyendas y cuya vida cotidiana, tal y como la dibuja la autora, me encanta.




lunes, 6 de mayo de 2019



Esta semana la comienzo leyendo El abrazo del monstruo de Félix J. Palma, un libro que me tocó recientemente en un sorteo y al que ya le tenía muchas ganas. En lo poco que llevo leído, es una historia que pinta muy bien. Ya os contaré.

Me gustaría también empezar a leer La red púrpura de Carmen Mola, una autora que ya me encandiló con su novia gitana y a la que tengo ganas de volver a leer.

#quepaséisunabuenasemana


jueves, 25 de abril de 2019

de David Lagercrantz.



Título: Lo que no te mata te hace más fuerte
Autor: David Lagercrantz
Editorial: Booket, 2018.
Páginas: 608

SINOPSIS.

Lisbeth Salander está inquieta. Ha participado en un ataque hacker sin razón aparente y está asumiendo riesgos que normalmente evitaría. Mientras, la revista Millennium ha cambiado de propietarios. Quienes le critican, insisten en que Mikael Blomkvist ya es historia.

En plena noche una llamada sorprende a Mikael: es el profesor Frans Balder, un eminente investigador especializado en Inteligencia Artificial, que afirma tener en su poder información vital sobre los servicios de inteligencia de Estados Unidos. Su fuente es una joven rebelde, un bicho raro que se parece mucho a alguien a quien Blomkvist conoce demasiado bien.

Mikael siente que el azar le ha puesto sobre la pista de algo grande, quién sabe si la gran exclusiva que tanto él como Millennium necesitan. Acechada por fantasmas del pasado, Lisbeth Salander, fiel a su estilo, tiene sus propios planes. Ha llegado la hora de que sus caminos se crucen de nuevo.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Me costó mucho trabajo decidirme a comprar este libro y todavía me costó más trabajo aún decidirme a leerlo. Soy una fan absoluta de la serie Millenium, de los libros y de las tres primeras películas, y de hecho, más de una vez, las vuelvo a ver del mismo modo que los niños repiten hasta el infinito sus dibujos animados preferidos. En general, no me ha decepcionado en absoluto y si no jugara en su contra la comparación con los tres libros anteriores de Stieg Larsson, diría que me ha gustado mucho. Pero, evidentemente, David Lagercrantz no es Stieg Larsson y continuar una saga de este calibre, le juega en contra porque los que somos fans absolutos de la trilogía queremos reconocer a los personajes, encontrarnos con ellos, sufrir con ellos y ver que el nuevo caso (o la continuación) tiene la misma relevancia que los anteriores.

La temática de la novela me ha resultado quizá lo más interesante de la obra. Una trama negra, muy negra, de esas cuestiones en la vida, que nos rodean y de las que no somos conscientes: el mundo de la información, del espionaje informático, de la manipulación de todos por los que manejan la inteligencia artificial y pulsan los botones que mueven al mundo. En este mundo informático ya conocemos que Lisbeth Salander es una experta hackers, capaz de entrar en los lugares más protegidos del mundo como la NSA americana, en la que descubre, a pesar  de sus sistemas de seguridad, la corrupción que existe en las capas más altas de una organización cuyo fin debería ser, precisamente, luchar contra la corrupción. Me ha gustado mucho como el autor nos introduce en este mundo y como nos va explicando los movimientos de los grandes grupos empresariales y de los países más importantes para conseguir mayores réditos, habitualmente económicos y de poder.

¿Qué me ha fallado? Me ha fallado encontrarme con la misma Salander que conocí en las anteriores entregas de Millenium. Es cierto que en muchas ocasiones, en algunos diálogos, escuetos si, como es ella, la he podido reconocer, pero en general, la manera de escribir del autor es mucho menos agresiva de lo que el personaje necesita. Precisamente, porque el personaje se caracteriza por ser una marginada, una inteligente marginada que odia a los hombres que odian a las mujeres y no he visto ese odio en Lisbeth en esta entrega. Ni siquiera cuando se enfrenta en vivo a un maltratador de mujeres en su propia casa. Me ha resultado una Lisbeth excesivamente descafeinada, excesivamente suave y reflexiva cuando en ella predomina la acción en todos los sentidos más que la espera de acontecimientos. Y respecto a Mikael Blomkvist, aunque me ha resultado más reconocible que Salander, también le he encontrado diferente, seguramente porque la relación con ella es distinta en la medida en que ella se muestra de otra manera.

Pero como ya he dicho, juega en su contra la comparación con las tres novelas anteriores de otro autor. Sin esa comparación, la novela me ha resultado muy entretenida, con una buena trama, en algunas cuestiones, espeluznante cuando el mal se disfraza de belleza, y unos personajes, que sin la comparación con los originales, no desmerecen en absoluto.

martes, 23 de abril de 2019

de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt.


Título: Mentiras consentidas
Autores: Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt.
Editorial: Planeta, 2019
Páginas: 560.

SINOPSIS.

Los días de Sebastian Bergman en la Unidad de Homicidios han terminado y ahora dedica su tiempo a impartir conferencias y a escribir libros. Tras los acontecimientos vividos en Castigos justificados, lleva meses sin noticias de Vanja y la única persona del equipo con quien tiene contacto esporádico es Úrsula.

Vanja tampoco sigue en la Unidad: ahora trabaja como investigadora criminal en Uppsala. Desde el mes pasado, está investigando una serie de abusos a mujeres. Cuando una de las víctimas muere, la Unidad de Homicidios pasará a encargarse del caso y, muy pronto, también Sebastian Bergman. 

Reunidos, el equipo debe dejar de lado sus problemas y conflictos personales para atrapar al brutal asesino que sigue atemorizando Uppsala. Todo se complica cuando las pistas indican que las víctimas no han sido seleccionadas al azar. ¿Pero cuál es la conexión entre ellas? ¿Y quién se está tomando tantas molestias para que no se establezca dicha conexión? 

IMPRESIÓN PERSONAL.

Me prometí a mi misma que no iba a engancharme a más series de detectives, policías y demás sucedáneos, al menos hasta que las series estuvieran finalizadas para que no me ocurriera lo mismo que con Juego de Tronos, que ya ni está ni se la espera. Pero llegó Sebastian Bergman, un personaje tan insoportable como inteligente, y me he enganchado a él como una "pava". Suerte que lo autores no nos hacen esperar tanto como otros de cuyo nombre ya ni me acuerdo.

Dicho lo anterior, en esta ocasión los autores nos traen una novela mucho más pausada y reflexiva que las anteriores. Una novela en la que yo diría incluso que la investigación policial queda un poco desdibujada a favor de la definición de la situación personal de cada uno de los personajes que ya conocemos de las entregas anteriores. Por un lado, nos encontramos con un Sebastian Bergman que ha vuelto a ser una alma solitaria una vez que lo han echado hace unos meses de la Unidad de Homicidios y ha vuelto a sus publicaciones y sus conferencias como única manera de pasar su solitaria vida. Por otro lado, Vanja, su hija, tampoco está mucho mejor y aunque tiene una sólida pareja, se encuentra en Uppsala, lejos de su Unidad de Homicidios, intentando recomponer su vida lejos de sus dos padres y de su madre, un trío del que, aparentemente, no quiere volver a saber nada por el daño que le han hecho. Y Billy, ese Billy que cada vez me da más escalofríos y me produce más pavor, y que a la vez es tan bueno en lo suyo, y que intenta engañarse a diario entre lo que se espera de él y lo que sus instintos le indican. Y Úrsula, otra solitaria que no acaba de encontrar su lugar, lejos de su exmarido y con una relación aún tensa con su hija, parece identificarse cada vez más con Bergman. Una Unidad de Homicidios totalmente fragmentada y dispersa donde únicamente Torkel, su responsable último, parece tener un poco de estabilidad y felicidad en su vida, algo que será clave para que el resto vaya encontrando el camino de retorno a lo que eran como equipo.

Me ha gustado mucho este ir y venir de personajes y situaciones personales de cada uno de ellos, así como los diferentes movimientos que cada uno lleva a cabo para intentar encauzar vidas tan tortuosas. Hasta Sebastian parece en esta ocasión una persona capaz de tener mejores sentimientos e instintos que en entregas anteriores como aquel que a golpe de meter la pata, resulta imposible que la pueda meter aún más profundamente.

Por otro lado, la investigación policial se entremezcla entre los personajes  como hilo conductor, pero queda bastante desdibujada por la situación de estos, sus pensamientos mientras investigan y sus estados emocionales, de tal manera que el caso, aunque de gran interés e intriga, me ha quedado excesivamente desdibujado y, al final, me ha resultado todo muy obvio en comparación con otros casos que ha resuelto la Unidad.

En definitiva, creo que esta sexta entrega, para los que somos seguidores de esta serie nos muestra una investigación excesivamente "ligth" en comparación con anteriores entregas, donde la tensión se masticaba en cada paso que daban tanto policías como delincuentes. Sin embargo, en esta nueva novela, los personajes y su situación personal han pasado a un primer plano, quizás necesario para colocar de nuevo a cada cual en su sitio y poder avanzar en novelas sucesivas.

lunes, 22 de abril de 2019



Esta semana la comienzo leyendo un libro al que le tenía muchas ganas porque he leído muy buenas críticas sobre él: La ciudad de la lluvia de Alfonso del Río. Por otro lado y a pesar de los dos o tres días que he tenido de asueto en Semana Santa, no he terminado de leer Las huellas de la vida de Tracy Chevalier, así que continuo esta semana con ella., a ver si me da la vida...

SORTEOS.


Pedro de El búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Manuela de Entre mis libros y yo y Concha y Bea del blog De lector a lector sortean cuatro ejemplares  de Todo lo que sucedió con Miranda Huff de Javier Castillo.




Pedro de El búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus, Manuela de Entre mis libros y yo y Concha y Bea del blog De lector a lector sortean cuatro ejemplares  de Madera de savia azul de José Luis Gil Soto.




#quepaséisunabuenasemana


martes, 16 de abril de 2019

de María José Rivera Ortún.


Título: Eres la luz de mis ojos.
Autora: María José Rivera.
Editorial: Ediciones Casiopea, 2017
Páginas: 416.

SINOPSIS.

Una novela histórica trepidante, inspirada en la construcción del Canal de Suez

Aunque su inauguración oficial tuvo lugar el 17 de noviembre de 1869, en 2017 se cumplen 150 años desde que el primer barco atravesó el Canal de Suez, un canal que cambió la forma de viajar en plena era Victoriana. Para celebrarlo sacamos esta novela inspirada en tan histórico acontecimiento.

Un banquero suizo que administra las finanzas de la construcción del Canal de Suez, un joven ingeniero egipcio comprometido con el progreso de su país y un mujer rodeada de misterio que envolverá a ambos, conforman el triángulo de una historia que tiene como escenario la obra monumental que cambió los viajes entre oriente y occidente. 

La lucha sin escrúpulos por el poder y el dinero en los restos del Imperio Otomano y los intereses de la Inglaterra victoriana, Francia y Prusia, arrastran al lector en el trepidante ritmo de esta novela, en la que transitan personajes como Lesseps, Eugenia de Montijo, Flaubert, Dostoievski, Verdi, Eiffel o Pasteur.

Su lectura conduce a una época de glamour ya desaparecida marcada por el ferrocarril, los barcos a vapor y el telégrafo.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Hacía tiempo que no leía una novela histórica, cosa rara porque soy una gran amante de este tipo de novela. Esta que os traigo me tocó hace poco en un sorteo en el blog de Paco de Un lector Indiscreto y llevaba ya unas semanas esperando turno.

La verdad es que nunca había leído nada sobre el Canal de Suez. Una nace y sabe que existe, que fue una obra mastodóntica que ahorraba una barbaridad de tiempo para llegar desde Europa a Asia sin tener que bordear toda África, del mismo modo que el Canal de Panamá evita tener que bordear América del Sur, algo que también se empieza a vislumbrar en esta novela. La historia que nos trae Mª José Rivera detalla desde que se fraguó la idea de la construcción del Canal hasta su  inauguración y su puesta en marcha de forma normalizada. Un historia llena de progreso, del uso de nuevas técnicas y máquinas, pero también de dinero, codicia y luchas de poder entre países rivales que intentan capitalizar a su favor una obra cuya consecución aportará y aporta muchos beneficios a quien lo controle. Y de fondo, una historia de desamor, de un trío de personas que piensan más que hablan y que son infelices en su ámbito privado precisamente por esa falta de dialogo y comunicación entre ellos.

Hay muchos personajes en esta novela histórica, muchos reales como Ferdinand de Lesseps, francés y verdadero artífice de las obras del Canal entre 1859 y 1869; Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III, los banqueros Rothschild, obsesionados por hacerse con el control inglés del canal como zona de paso obligada hacia las colonias inglesas. Por otro lado, la autora nos presenta un trío representado por Stefan Verthemier, director del Zürcher Kommerz Bank de Suiza,  Ahmed el Saadawi, amigo del anterior e ingeniero que trabaja de forma decidida en las obras del Canal y Federica Nars, la mujer que obsesiona al banquero y que provoca esa manera de ser hacia dentro de los personajes. Un trío tan cercano como lejano, que no deja de decirse cosas y nunca las que se necesitan para salvar determinadas situaciones claves en su vida. Un trío que lo llena todo en torno a unas cartas continuas en las que muestran unos sentimientos que calan tanto que contagian de amor a quien las recibe pero que también callan lo trascendental, aquello que los baja del pedestal en el que se sitúan en más de una ocasión.

Eres la luz de mis ojos, es una novela peculiar por la manera en que está escrita. Una mezcla de relato por un narrador omnisciente y mucho de epistolar en primera persona, sobre todo, de Stefan, que es el gran protagonista de la novela. Me ha gustado mucho esa mezcla aunque a veces me ha resultado compleja la lectura. Pero he de reconocer que ese estilo le aporta ligereza y que a medida que he ido avanzando en la lectura me ha ido cautivando esa mezcla de carta personal y narración hasta sorprenderme un final que no intuí mientras leía.

En definitiva, una novela histórica muy bien documentada sobre un hecho trascendental de mediados del siglo XIX como fue la construcción del Canal de Suez en medio de una historia de amistad y amor que enamora tanto como perturba.


lunes, 15 de abril de 2019



Semana corta de trabajo gracias a los días de fiesta de Semana Santa y yo la comienzo leyendo dos libros. Uno, novedad de la editorial Duomo: Las huellas de la vida de Tracy Chevalier, una autora de la que ya he leído La joven de la perla y La voz de los árboles con excelentes resultados, así que la comienzo con la tranquilidad de tener ante mi una autora que ya me ha conquistado en otras ocasiones.

En segundo lugar, tiro de estantería y de pendientes y comienzo a leer Lo que no te mata te hace más fuerte de David Lagercrantz, la continuación de la Serie Milenium tras el fallecimiento del auotr original, Stieg Larsson. Los tres primeros me encantaron, así que espero que esta entrega no me decepcione. Cruzo dedos!!

#Quepaseisbuenasemana



jueves, 11 de abril de 2019

de Samuel Benchetrit.


Título: Vuelve
Autor: Samuel Benchetrit
Editorial: Destino, 2018
Páginas: 256

SINOPSIS.

Adicto a los cigarrillos y al alcohol, con alergia a las responsabilidades y en búsqueda constante de una inspiración que no llega… Así es el antihéroe encantador y tierno de Vuelve, al que sólo le queda agarrarse desesperadamente al único proyecto viable que tiene en el horizonte: la adaptación de uno de sus libros a serie de televisión. El problema es que el libro ya no está disponible y el productor en cuestión todavía tiene que leerlo.

El autor se lanza a una búsqueda desenfrenada por encontrar un ejemplar, que localiza en manos de una fan ya muy mayor que vive en una residencia de ancianos. Sin embargo, no cuenta con encontrarse con Suzanne, una bella enfermera con un tartamudeo adorable de la que se enamora inmediatamente. ¿Podría ser éste el final feliz de su historia? 

Antes tendrá que lidiar con una increíble serie de malentendidos con personajes que hubiera querido tener bien lejos y, sobre todo, deberá asumir la ausencia de su hijo, quien ha emprendido un largo viaje por el mundo y le lanza a su padre un enigma que queda en el centro de la historia y que tendrá que resolver necesariamente: «¿Qué le dice un padre esquimal a su hijo antes de que se lance a conocer el mundo?».

Una pequeña joya sobre un escritor en plena crisis creativa y la enternecedora historia sobre la relación con su hijo

IMPRESIÓN PERSONAL.

Tengo que reconocer que me ha costado cogerle el punto a este libro y a este autor, para qué negarlo. Pero me propuse continuar y la verdad es que luego no me he arrepentido, porque una vez que entendido la forma de expresarse autor y personaje, me ha gustado la novela y hasta he soltado alguna carcajada, de esas improvisadas, que te salen sin que te des cuenta.


Vuelve nos va contando las andanzas de un escritor que en su día tuvo cierto éxito con una novela llamada "Hormigón armado", novela que ha llamado la atención de un productor de cine o de series televisivas, que quiere leerla para producirla en formato televisivo. Así es este libro, todo locura. Un productor que sin leer el libro quiere producir una película o una serie; un escritor que no es capaz de escribir, no encuentra la temática ni la idea y que se pasa la vida fumando, bebiendo, escribiendo propósitos diarios para hacer que nunca cumple y viendo un programa de televisión de lo más cutre llamado "Cuatro bodas y una luna de miel" y que además no tiene ni un solo ejemplar de la única novela que le han publicado. A raíz de este hecho tan asombroso, consigue contactar con una antigua fan de su libro en una Residencia de Ancianos para intentar que se lo preste o se lo done y mandárselo al productor para que lo lea. Pero la anciana tiene el libro dedicado y no se atreve a quitárselo, sobre todo, porque en la residencia ha conocido a Suzanne, una enfermera tartamuda de la que se enamora locamente y que cuida precisamente a esa señora.

El protagonista está solo en estos momentos. Esta divorciado de una mujer que lo llama continuamente por teléfono para recriminarle comportamientos presentes y pasados respecto a la educación dada a su hijo, un hijo que se ha ido de viaje a recorrer el mundo cuando ha llegado a la mayoría de edad. y que le lanza a su padre una pregunta que me ha tenido en vilo durante varios capítulos a mi también: un esquimal que nunca le ha hablado a su hijo, jamás le ha comunicado una palabra, cuando éste se tiene que marchar como rito de iniciación a la edad adulta, le dice una sola palabra, la primera de su vida ¿qué palabra le dice? 

En torno a esta pregunta y a la situación del protagonista el autor trata de forma original asuntos como el pánico a la hoja en blanco, la crítica sobre las novelas y los autores que venden grandes tiradas sin tener la calidad necesaria, la soledad de los ancianos y la soledad de muchas personas cuando sus hijos ya no los necesitan, el voluntariado social, todo ello tratado de una forma distendida que poco a poco va atrapándote a medida que vas entendiendo la manera de pensar y actuar del protagonista principal.

Un libro diferente, original, corto y divertido, con un curioso protagonista que en torno a una pregunta y una situación vital de absoluta soledad, reconduce su vida gracias a un hecho inverosímil.




miércoles, 10 de abril de 2019


Este mes pasado no ha estado mal en lecturas. He leído más de lo que pensaba aunque tengo aún muchas reseñas retrasadas y no veo cuando voy a ponerme al día con ellas.

LIBROS LEÍDOS.


SEGUIMIENTO DE RETOS ANUALES.
  • Reto Genérico: 21/40
  • Reto 25 españoles: 17/25.
  • Reto de la A a la Z: 13 letras y 1 especial.
  • Reto me gustan los clásicos: Sin empezar.

#aporotromes



martes, 9 de abril de 2019

de Cristina Campos.


Título: Pan de limón con semillas de amapola
Autora: Cristina Campos
Editorial: Planeta, 2016
Páginas: 416.

SINOPSIS.

Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. 

Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. 

Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos. 

Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro. 

IMPRESIÓN PERSONAL.

Me encanta hacer pan. Es una actividad relajante, envolvente, que te demuestra, cada vez que lo haces, lo importante que es el tiempo y que cuando se lo dedicas a las actividades de tu vida, merece la pena el resultado. Todo eso sin contar la recompensa del perfume embriagador que se extiende por tu casa, del cuidado de la salud y que sabes a ciencia cierta que no estás comiendo "basura". Y he apuntado todas las recetas de panes que aparecen en la introducción de cada capítulo del libro para hacerlo esos fines de semana en que me gusta meter las manos en la masa. Algunos será complicado de hacer porque no sé si encontraré el tipo de harina que menciona la receta, pero casi todos son factibles. Los limones no serán del limonero de la abuela Nerea pero serán de mis limoneros que no creo que tengan tanto que envidiar a los de la abuela, todo sea dicho.

Cuando alguien habla y conserva los recuerdos de sus abuelas y de sus madres, cosa que a mi me pasa continuamente, denota que las relaciones han sido especiales, que ha existido complicidad entre mayores y niños, que alguien te ha dedicado el tiempo necesario para transmitirte su buen hacer y su saber. Esas personas nunca mueren. Te pasas la vida diciéndole a tus hijos cosas como las albondigas de la abuela tal o el pollo a la virulé que hacía la abuela cual y esas croquetas que nunca olvidas de tu madre. Seguramente porque debe ser el paladar el que más memoria tiene además de frases, dichos y refranes que, al menos yo, recuerdo a la perfección. Yo soy una gran "guardadora de recuerdos". No es que sea nostálgica y viva regodeándome en ese pasado, solo que me niego a que algunas personas dejen de vivir y dejen de ser parte de mi vida mientras la mía continúe.

Como podéis ver, me ha encantado esta novela. Cuando una novela me toca en lo personal y más profundo, es de esas a las que sin duda volveré. Son pocas, pero las hay y esta es una de ellas. La he penalizado en la valoración solamente porque no me ha gustado el tratamiento que la autora da al colectivo de empleados públicos (no funcionarios porque no todos lo son en la administración) cuando alguna de las protagonistas interactua con alguno de ellos. Odio las generalizaciones y precisamente esta, tan habitual, es especialmente injusta. Por lo demás, podría haberle dado las cinco estrellas porque todavía me acompañan todas esas mujeres. Anna, Anita y Marina, pero también Catalina, Lola, Úrsula, Imelda, unas mujeres fuertes que han ido tomando decisiones en su vida, a medida que han ido evolucionando, que han ido creciendo y descubriendo, unas antes que otras, lo que es verdaderamente importante para ellas.

Anna y Marina son hermanas, unas hermanas de buena familia, con recursos económicos, que han sido separadas en dos ocasiones. Una primera en la infancia cuando a Marina la mandaron a estudiar a Estados Unidos y otra posterior, cuando Anna, ya casada con un Armando machista y dominante, se pliega a la voluntad de su marido cuando nace su hija Anita y ambas hermanas se separan durante quince años en las que Marina ha estado de país en país ayudando como tocóloga en Médicos sin Fronteras. La herencia repentina de una panadería y un molino en un pueblo de Mallorca recibida de una mujer llamada Dolores Molí, a la que no conocen, vuelve a unir a las dos hermanas y junto a ellas acaban conociendo  a todo un elenco de mujeres que las arropan y se unen a sus inquietudes reconociéndolas como propias. No es que no haya hombres en la novela que los hay, pero la fuerza de los sentimientos, la intimidad de lo que les ocurre y de como reaccionan ante ello es de las mujeres. Los hombres actúan de acompañantes comprensivos, unos, y otros de acompañantes asombrados y contrarios a lo que ocurre entre las hermanas. No solo se ve la solidaridad, la comprensión y la unión de las mujeres en la novela ante lo íntimo, sino que también se pone en evidencia las carencias afectivas que han sufrido los personajes varones en su educación, esa educación que les ha obligado a no expresar excesiva ternura, a no llorar o a mostrarse tierno cuando te lo pide el alma. 

Y tampoco quiero dejar esta novela sin nombrar la ambientación. Si conoces el olor del pan recién hecho, del buen pan, este libro te olerá a panadería pura, a limón y a masa madre en un pueblo, Valldemossa, de esos de toda la vida, donde todos se conocen y se apoyan, de esos que, por desgracia en muchos lugares de España están siendo abandonados, cerrados y vendidos. Pueblos como este acabarán siendo piezas de museos y panaderías como la que la autora refleja en la novela cada vez son más escasas.

En fin, una delicia de novela. Preciosa, escrita con ternura y mimo, envolvente como los movimientos que hay que hacer con la masa cuando se hace pan; cautivadora y llena de tanto sentimiento e intimidad que te toca el alma, el alma orgullosa de mujer que, sin duda, una tiene.



lunes, 8 de abril de 2019



Ya empiezo con los retrasos en las lecturas. Esta semana continuo leyendo los mismos libros que la semana anterior. No ha habido tiempo para nada que no sea trabajar y ocuparme de asuntos familiares que no podía demorar más. Así que sigo leyendo Mentiras Consentidas de Hjorth y Rosenfeldt y Eres la luz de mis ojos de María José Rivera.

Como terminaré los dos a mediados de semana quiero comenzar a leer Las huellas de la vida de Tracy Chevalier.

#buenasemana


jueves, 4 de abril de 2019

de Federico Axat.


Título: Amnesia
Autor: Federico Axat
Editorial: Destino, 2018.
Páginas: 464.

SINOPSIS.

«Desperté envuelto en una bruma de confusión, como solía sucederme cada vez que me emborrachaba y caía rendido en otro sitio que no fuera mi propia cama. Esta vez estaba en el salón de mi casa, y al abrir los ojos descubrí el cadáver de una chica.»

A sus veintisiete años, John Brenner ya es un ex alcohólico, está divorciado y tiene una hija de cuatro años a quien ve menos de lo que le gustaría. Una noche despierta en el suelo de su casa sin poder recordar absolutamente nada de las últimas horas. A su lado hay una botella de vodka vacía, una pistola y el cadáver de una chica joven y hermosa que no recuerda haber visto nunca antes. En su cabeza retumba sin cesar la misma pregunta: «¿Soy el asesino o alguien llevó a cabo el montaje perfecto?»

Todo parece indicar que le han tendido una trampa. John es un hombre sencillo, y no se imagina quien podría querer inculparlo de un asesinato. La respuesta solo podrá encontrarla él, escondida en su propia mente, e irá aflorando en una serie de sueños recurrentes donde la misteriosa chica lo sigue por el bosque repitiendo la misma frase perturbadora: «Has olvidado algo».

IMPRESIÓN PERSONAL.

El pasado mes de febrero os comentaba en este mismo espacio mis impresiones sobre El pantano de las mariposas de este mismo autor, un libro de esos que estaba entre mis eternos pendientes cogiendo polvo en mis estanterías. Un libro inquietante y sorprendente a la vez que tierno y cercano, de esos que son difíciles de olvidar. Con Amnesia, Federico Axat nos devuelve de nuevo a Carnival Falls, esa ciudad ficticia que muchos de nosotros quisiéramos visitar para deambular por los escenarios que Axat nos describe tan bien como si existieran.

Tengo que reconocer que esta vez ya iba prevenida y he intentado estar bien atenta durante la lectura. He ido despacio, digiriendo poco a poco lo que cada personaje iba mencionando, sospechando de todos y cada uno y eliminando a unos y otros para que al final el autor vuelva a salirse con la suya y dejarme con la boca abierta con unos giros y un final que me deja "ojiplática" de nuevo. Esta claro que estamos ante un autor inteligente, muy inteligente cuyas pistas son de lo más complicado vislumbrar, ni siquiera volviendo atrás en la lectura, porque, en muchas ocasiones, juega con nuestras ideas preconcebidas, algo que está fuera de su historia pero que él sabe que haremos o pensaremos todos los lectores, leamos las páginas el número de veces que creamos oportunas. Y entremeter esa serie de prejuicios o pensamientos previos dentro de una historia para jugar con ellos a mi, personalmente, me parece de nota. Por ejemplo, que un tipo se despierte tirado en el sofá de su casa, con una botella de alcohol vacía, una pistola en el suelo y una mujer muerta de un tiro no tiene vuelta de hoja: el tío se ha cargado a la mujer durante la borrachera y ya se puede poner en cruz, que lo vemos como culpable. Pero Axat sabe que, ya de entrada nos va a hacer dudar durante toda la historia, y si dudamos de esto, cualquiera que aparezca puede ser culpable, incluso, si lo más obvio, que el borracho sea el asesino, se cumple.

Y de este modo, va jugando con nosotras el autor y nosotras enfrascadas en el juego disfrutando de principio a fin el libro. Haciendo cábalas y quinielas según quien va interviniendo en la historia, con personajes que hablan mucho pero ocultan más, con gente que no recuerda y un protagonista que duda de todo lo que le ocurre y no deja de meter la pata a cada paso que da. Un juego en el que de nuevo, tres amigos, a la manera de Los cinco de Enid Blyton, se enfrascan hasta averiguar y salir del laberinto asfixiante en el que el autor los introduce.

Y como en El pantano de las mariposas, no solo volvemos a Carnival Falls y a ese pantano ahora desecado, sino que Axat nos reúne de nuevo con tres amigos de la infancia, Ross, Maggie y John, una pandilla de las de siempre, de esas que da igual que lleven años sin verse que la lealtad y el cariño no los abandonan jamás, tanta lealtad y cariño como el que se tienen los miembros del Club B o el que existe entre Mark y John, los dos hermanos protagonistas. Por eso me gusta tanto este autor, porque al margen de traernos un thriller de esos que te dejan "patitiesa" y con la boca abierta en cada giro, por otro lado, nos presenta esos valores eternos de fidelidad, amistad de verdad y valor que tanto se añoran en el mundo actual, eso sin nombrar temáticas tan duras como la del derecho a la eutanasia que tanto da que hablar hoy en día en las campañas electorales.

No puedo más que recomendar este libro (y todos los del autor). Me lo he bebido a sorbos y aún así me ha sorprendido de nuevo y no dejo más que sentir admiración por una forma de escribir que juega tan magistralmente con lo que no está escrito, con lo que yo voy a pensar, para continuar su historia. Eso es maestría y lo demás son tonterías.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...