jueves, 7 de diciembre de 2017

EL ÁNGEL NEGRO

de Laura Higuera.


Título: El ángel negro.
Autora: Laura Higuera
Editorial: Ediciones B, 2017.
Páginas: 338

SINOPSIS.

Madrid, 2016. Un hombre es asesinado en el Museo del Prado. El cadáver, salvajemente mutilado, yace en la sala de las «pinturas negras» de Goya, y una cuchillada furiosa atraviesa de arriba abajo el lienzo Saturno devorando a su hijo, una de las obras maestras de la colección. La policía se enfrenta a un caso complicado y de enorme repercusión mediática.

Venecia, 1873. Durante una fiesta en un palazzo del Gran Canal, una misteriosa joven llamada Alessandra Abad oye hablar por primera vez de catorce extrañas pinturas halladas en las paredes de la Quinta del Sordo, realizadas por un Goya enloquecido, y de los esfuerzos de un experto del Prado por extraerlas de los muros mediante la técnica del strappo...

Así arranca este thriller en dos tiempos, entre la actualidad y un pasado olvidado, en el que el inspector Bernardo Vera y la experta en arte Ada Adler emprenderán, juntos, una investigación en la que irán tropezando una y otra vez con la leyenda de un lienzo enigmático y oculto, el inquietante retrato de una figura oscura y alada...

IMPRESIÓN PERSONAL.

Esta novela me atrajo a primera vista. Su portada con esa especie de fraile delante del Museo del Prado con esas tonalidades oscuras, el título y desde luego, su sinopsis fueron como un imán para mi. No obstante, como pasa en muchas ocasiones, no me he encontrado con aquello que esperaba lo cual no quiere decir que sea una mala obra, simplemente, que su estilo o su desarrollo no es para mi. Intentaré explicar por qué habida cuenta de que otros muchos lectores disfrutarán muchísimo de esta novela.

Quinta del Sordo
No soy partidaria de los excesos. Me encantan los términos medios, los grises entre blancos y negros y con esta novela me he encontrado con una obra excesivamente documentada y lo excesivo suele ser igual de perjudicial como lo excesivamente escaso. Me han resultado excesivas las descripciones de los detalles, las comidas, los restaurantes, las calles y edificios, el aspecto físico de los personajes cada vez que aparecen. Hasta que llega el dialogo entre ellos, bastante escaso y lento, me he despistado completamente del hilo de la trama en el que la autora pretendía que estuviera. Me he perdido muchas veces entre descripciones previas llenas de circunloquios y rodeos y he tenido que volver atrás para recordar en que lugar de la historia me quería colocar la autora porque cuando he llegado al dialogo o a lo importante para seguir la historia del párrafo, ya no sabía de que iba.

A mi me ha parecido que no hay apenas trama, mejor dicho, la trama no se desarrolla. Un asesinato en un museo, un policía y una especie de experta en pintura te indican que se inicia una investigación, pero realmente, pasan más de cien páginas y aún no se ha levantado el cadáver. No hay investigación como tal ni equipo investigador, ni resultados de la investigación de los que se nos informe. Todo se basa en la relación personal que entabla Bernando Vera y Ada Adler, los dos protagonistas indiscutibles de la novela en el tiempo actual en Madrid. La parte veneciana me ha resultado aún más confusa porque en unas ocasiones nos remonta al siglo XIX en el que conocemos por encima a Alejandra Abad, que fue asesinada en París; pero también aparece Venecia en el tiempo actual con Darío Andrónico, un coleccionista de arte perverso, que además tiene en Madrid un antiguo Palacio, la Casa del Marqués, actual embajada italiana. La verdad es que yo personalmente me he liado con los saltos temporales, seguramente porque no era capaz de hacerme con la trama de la novela.

Tampoco me han atraído los personajes. Me han resultado muy planos y no he sido capaz de profundizar en ninguno de ellos más allá de las numerosas descripciones físicas. Sólo al final de la novela conoceremos algunos aspectos privados de la vida de Bernardo y de la propia Ada Adler. El resto ha pasado sin pena ni gloria ante mis ojos sin saber muy bien como son o como fueron para poder entenderlos algo más. 

Me ha gustado, sin embargo, que gracias a esta novela he indagado mucho más sobre la vida y la obra de Goya y he conocido muchas cuestiones que desconocía y que la novela recrea, ya digo, con gran profusión ya que la autora se ha documentado muchísimo sobre la vida y obra del pintor.

En definitiva, una novela que no ha sido lo que esperaba en función de lo que me inspiraba su sinopsis. Lo cual no quiere decir en absoluto que no pueda gustar a otros lectores que disfruten más que yo de novelas profusamente documentadas y de desarrollo impreciso en la trama.


15 comentarios:

  1. Yo no me animo con ella. creo que tampoco la disfrutaría.

    ResponderEliminar
  2. Pues leyéndote me queda claro que no la disfrutaría, así es que no me animo con ella.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues es una lástima, porque a mí me atraía de primeras tanto como a ti, pero vistos los peros que cuentas, creo que tampoco la disfrutaría. La dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa, pues la verdad es que por un lado me atrae, me atraía ya de antes, pero por otro me echa un poco para atrás lo que comentas... no sé, no sé lo tengo que madurar.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Pues no tenía mala pinta esta novela pero ya veo que hice muy bien en no animarme finalmente con ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de verlo en el blog de Eyra, que me apuntaré al sorteo.
    Siento mucho ese chafón, que tuvieses una idea o expectativa y no haya salido así...
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Uy, pues con lo que prometía esta novela, tal y como la cuentas se quita las ganas intentarlo con ella... Si se me presenta la oportunidad lo leeré porque me llama mucho la figura de Goya y todo lo que se ambiente en Venecia, pero no voy a ir a buscarlo, vaya.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me como letras, palabras, de todo... jajaja.

      "se quitaN las ganas DE intentarlo con ella".

      Ahora :)

      Eliminar
  8. Pues no me llamaba, y por lo que veo no me habría gustado
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Una pena porque lo cierto es que pintaba bien (nunca mejor dicho)
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Acabo de leer esta novela y no puedo estar más en desacuerdo contigo. Me parece un libro de lectura muy ágil, es de empezarla y no poder parar hasta que no se termina. A mí sí me gusta que se diferencie la historia de la Historia. Si me leo una novela con contenidos históricos quiero que estén bien documentados y me hablen con rigor de los hechos reales, el resto de la ficción que el autor haga lo que le parezca, pero que no se invente que Goya pintó "Las meninas", porque quemo el libro.
    Respecto a los personajes, tampoco estoy en absoluto de acuerdo, me han encantado y no me parece excesivamente descriptivo y eso que me aburren las descripciones largas a lo Tolkien. Quizás sí requiera cierta atención seguir la cronología del libro, pero está muy bien estructurado y no me he perdido en ningún momento. En definitiva, un libro dinámico, adictivo y muy entretenido. Una trama inteligente y si te gusta el arte, absolutamente imperdible. Recomendable 100%

    ResponderEliminar
  11. Con todo lo pendiente y leyendo tu opinión, lo dejo pasar. Besinos.

    ResponderEliminar
  12. Vaya, la sinopsis es atractiva, pero visto la desilusión que te causó su lectura, pasa a la lista de los no pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo lo tengo pendiente para leer, a ver si tengo mas suerte que tu con la novela, porque a mi la sinopsis me atrae un motón. Beoss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...