miércoles, 29 de octubre de 2014

EL RETRATO DE DORIAN GRAY

de Oscar Wilde.


Título: El retrato de Dorian Gray.
Autor: Oscar Wilde.
Editorial: Espasa Libros, 2000.
Páginas: 284.

Resumen oficial:

El genial Oscar Wilde (1854-1900) quiso hacer de la belleza un refinamiento de la inteligencia, y para ello creó a uno de sus personajes más famosos Dorian Gray, un hombre que encarna el mal y su castigo.

El retrato de Dorian Gray es una de las piedras angulares en los debates entre la ética y la estética, el bien y el mal, el arte y la vida. Un clásico de la literatura que sigue asombrando a todo tipo de lectores.

Edición especial Austral de una de las novelas más importantes y significativas del siglo xix que desde siempre ha despertado el interés de todo tipo de público.

Impresión personal.

Este año Xula del blog Caminando entre libros y Lidia de Juntando más letras convocaban el Reto Grandes Monstruos de la Literatura para que leyéramos algunos de esos libros que ni el Instituto había conseguido que leyera más allá de lo estrictamente necesario. Junto con El Quijote, este libro que hoy reseño es otro de los que seleccioné para este reto. Con su lectura he conseguido quitarme una "espinita" de esas que te pasas toda la vida intentando quitarte con escaso éxito.

Durante la lectura de esta obra he tenido sensaciones diferentes de admiración por lo que estaba leyendo pero también he tenido momentos en que la lectura se me hacía algo aburrida. El retrato de Dorian Gray es una buena historia, una historia con un buen argumento: un joven adolescente de una belleza inusual para su época, totalmente inocente, conoce en casa de su amigo pintor Basil, a Lord Henry Wotton que con sus comentarios encandila al joven y lo convence de que lo único que merece la pena es la belleza y la juventud para aprovechar la vida a tope. El joven, ante un retrato hecho por su amigo, hace en broma un pacto con el diablo para mantener eternamente esa juventud y esa belleza sin envejecer mientras el que envejece y se envilece es su retrato a medida que él va cometiendo una serie de acciones viles en su búsqueda constante del placer. Cuando pretende volver atrás viendo el tipo de persona en que se ha convertido ya es demasiado tarde.

Como se puede observar el argumento de la novela es muy cinematográfico y hay muchas versiones realizadas de esta historia. Quizá el haber visto a lo largo de mi vida varias de estas versiones cinematográficas haya influido en que la novela no me ha gustado tanto como las películas. Efectivamente, esperaba encontrarme una novela mucho más dramática, de terror y de mayor acción de lo que en realidad es. La historia de Dorian Gray es mucho más filosófica que de acción mientras que en el cine en la mayor parte de los guiones prima más el terror y la acción sobre la verdadera intención del escritor. En realidad, lo que el escritor pretende con esta historia sobre la belleza y el placer, sobre la eterna juventud y la felicidad ha estado siempre a lo largo de los tiempos, en el ámbito de los deseos humanos más primarios. Incluso, hoy en día, uno de los negocios más exitosos de nuestro mundo se basa  en intentar conseguir felicidad a través del rejuvenecimiento forzado de nuestro cuerpo a base de operaciones de cirugía estética, de tratamientos artificiales de belleza y de esa búsqueda incansable de la inmortalidad. La verdad es que resulta sorprendente que lo que refleja esta novela en 1890 esté en nuestros días de total actualidad y que además haya sido un tema recurrente a lo largo de los siglos de la mano también de muchas creencias religiosas que creen en la resurrección del cuerpo y del alma.

Por otro lado, la novela refleja fielmente la forma de vivir de la alta sociedad londinense, con sus extravagancias, sus banalidades y la ligereza con que tratan y opinan sobre los problemas del mundo. Una sociedad victoriana muy bien dibujada que pretende seguir viviendo al margen de lo que acontece a su alrededor aunque lo de alrededor se esté desmoronando ante sus ojos.

En algunas ocasiones, las disertaciones filosóficas, para mi gusto, se me han hecho excesivamente largas, aunque no dejan de ser curiosas y muy realistas para la época en que la novela fue escrita. Pero es un lenguaje que cuesta seguir y que supone un esfuerzo de interpretación casi continua. Evidentemente, a través de estas disertaciones conoceremos perfectamente a sus personajes principales como son Lord Henry Wotton, el mismo Dorian Gray y Basil Hallward, unos personajes muy bien trazados, siendo el de mayor evolución el más joven, esto es Dorian que pasa de ser la inocencia personificada a una persona sin escrúpulos, egoísta e irresponsable ante cualquiera de sus actos por muy macabros que éstos sean.

En definitiva, El retrato de Dorian Gray es  un clásico al que merece la pena acercarse por su actualidad temática, sobre todo, si no se ha visto ninguna de sus adaptaciones cinematográficas y si se está dispuesto a realizar un pequeño esfuerzo con las expresiones de la época en que fue escrita al margen de la comodidad que nos supone la lectura de otras novelas en un lenguaje más actual.


15 comentarios:

  1. Oye me encanta la foto de Meg que has seleccionado. Refleja perfectamente la esencia de la novela. La leí hace muchos años y fue una grta sorpresa.

    ResponderEliminar
  2. Este clásico lo tengo entre mis pendientes :D

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Dorian Gray, tengo pendiente leer el libro...

    ResponderEliminar
  4. Me animé a leerlo por las recomendaciones de una amiga hace ya bastantes años y la verdad es que no conseguí disfrutarlo, quizás no era el momento o esperaba otro tipo de lectura
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Como muchos clásicos, es uno de mis eternos pendientes. Espero hacerle un hueco pronto :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Uno de mis clásicos favoritos, un beso

    ResponderEliminar
  7. Hace mucho tiempo quise leer este libro y por el momento nada, no sé si llegaré a animarme entre tanta lectura.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Lo leí hace mucho tiempo y tengo buenos recuerdos de él
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo en la estantería y me apetece mucho: sé que me va a gustar porque lo poco que he leído de Wilde me ha encantado y el argumento de este libro me parece la mar de interesante. 1beso!

    ResponderEliminar
  10. Este es uno de esos libros que me apetece releer.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Uno de mis libros favoritos. También es cierto que es uno de mis autores favoritos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Lo leí hace años en inglés y no me importaría releerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Lo leí, como casi toda la obra de Wilde, en la facultad. Una relectura algo más madura no le vendría mal ahora mismo. Buena reseña, Ángela!
    Abrazo,

    ResponderEliminar
  14. Un clasicazo!!
    Lo releeré en breve =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...